La iniciativa fue impulsada en conjunto por Guillermo Pereyra y Miguel Pichetto, y obtuvo aval del Senado. Planteaba la reducción del precio de los combustibles en la Patagonia, pero se incorporó luego la provincia de La Pampa y, a instancias de la senadora Laura Montero (que pidió que estuviera toda Mendoza incluida), al departamento de Malargüe.

El Senado aprobó este miércoles con 47 votos a favor y dos en contra, un proyecto de ley para rebajar en diversas provincias y localidades el precio de los combustibles.

El proyecto fue presentado en conjunto por los senadores Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino) y Miguel Ángel Pichetto (Frente para la Victoria), y deberá ser avalada en la Cámara de Diputados para su sanción definitiva.

El texto propone una reducción aproximada del 22 por ciento en las naftas y del 12 por ciento en el gasoil a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

A la hora de la votación, los senadores Juan Carlos Romero (Interbloque Federal) y Diego Santilli (Pro) se abstuvieron.

El texto original incluía a las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y las localidades de La Adela (La Pampa) y Patagones (Buenos Aires).

Sin embargo, en el recinto se amplió este beneficio a toda la provincia de La Pampa y al departamento de Malargüe, en este caso fue a instancias de la senadora Montero, quien explicó que “si bien presenté un proyecto para que Mendoza en su totalidad reciba los mismos beneficios en cuanto productora de hidrocarburos, hoy destaco la inclusión de Malargüe porque es un avance importante”, y agregó que “de sancionarse finalmente la norma en Diputados, la exención otorgaría importantes beneficios al departamento sureño, ya que implica una baja en el precio de los combustibles entre un 10% y un 30% aproximadamente dependiendo de su tipo”.

El objetivo es restituir una ventaja histórica que la región perdió en la década del 90, cuando al sur del paralelo 42 se pagaba un precio diferencial, mediante un subsidio del Estado Nacional.

Pereyra, quien preside la Comisión de Energía y Combustibles, explicó que el proyecto modifica el artículo 7 de la Ley 23.966 de Impuesto sobre los Combustibles, sancionada en 1991.

Destacó que esta medida ayudará a compensar los altos costos de producción en las cuencas petroleras, “de donde se extrae el 90 por ciento de los hidrocarburos del país”, incluidos los no convencionales, “que precisan grandes traslados de materiales”. “Si tenemos en cuenta que el no convencional tiene trabajando aproximadamente 3.500 camiones diarios donde transportan agua, caño y todo lo que hace a la actividad petrolera, los costos son elevadísimos en materia de combustible”, detalló.

Finalmente, el senador aseguró que su aprobación significa ”comenzar a reparar la gran inequidad existente entre los consumidores de la Patagonia con otras regiones del país”, ya que en la ciudad de Buenos Aires se paga un 5.83 por ciento menos que en Río Negro, 6.28 por ciento menos que en Neuquén y un 10 por ciento menos que La Pampa, todas provincias productoras de hidrocarburos”.

Al cierre del debate, Pichetto destacó que “la Patagonia produce (combustible) para todo el país” y consideró que la ley es una “compensación lógica” para las provincias de la región.

Fuente: Mediamza.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here