Los gobernadores de Mendoza y San Juan, Alfredo Cornejo y Sergio Uñac, acordaron implementar medidas conjuntas para frenar la importación de vino a granel chileno por parte de fraccionadoras cuyanas con la intención de bajar el precio en el mercado interno.
En principio, ambos mandatarios pautaron incrementar la carga impositiva, con medidas como aplicar el Impuesto a los Ingresos Brutos a las bodegas que utilicen caldos chilenos para fraccionar vinos destinados al mercado local. Además, acordaron avanzar en otras leyes de quita de beneficios fiscales.
Hasta el momento habrían ingresado 400 mil litros de vino a granel, aunque podrían llegar unos 10 millones de litros, maniobra que intentan frenar los gobernadores Cornejo y Uñac.
Esta situación se inscribe en el marco de la crisis de las economías regionales. En el caso del vino, y a causa de las lluvias que llevaron a la peor vendimia de los últimos 56 años, la Argentina cayó en el ranking de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) del quinto al noveno puesto de los máximos productores vitivinícolas. Fue superado, entre otros, por Chile. La cosecha de 2016 fue de 8,8 millones de hectolitros (hl), un 35% inferior a la de 2015, que ya había sido menor que la habitual.
Otro sector que no logra salir de la crisis es el frutícola. En la semana, los productores del Alto Valle de Río Negro realizaron protestas para exigir respuestas del Gobierno provincial, en especial respecto del pago de subsidios para compensar el margen negativo de la actividad. Por este motivo, el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, fue recibido por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada para analizar las dificultades que atraviesan los productores de peras y manzanas y empezar a diagramar soluciones para el sector.
En esta línea, el Senado de la Nación aprobó la declaración de ”Estado de Desastre y Emergencia Agropecuaria por Catástrofe Climática en los Valles frutícolas de Río Negro”, que prevé la realización de un relevamiento de todos los productores afectados por las heladas de los últimos meses. La emergencia tendrá una duración de un año.
Además, en San Juan 25 asociaciones civiles se manifestaron en la Legislatura para presentar un petitorio para que declaren la ”Emergencia Social y Agropecuaria”. 
LEÉR MÁS  Explotó una camioneta en cercanías del Congreso de la Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here