Concretamente sucedió algo que, sacado del contexto de los últimos tiempos, nadie hubiera creído. Sucede que la hinchada de Boca se comunicó con los Asambleístas de Gualeguaychú para solicitarle ”le permitan” circular por la ruta internacional hacia Uruguay con la finalidad de poder presenciar el partido que jugaría Boca Juniors en el Estadio Centenario en calidad de visitante. Los Asambleístas contestaron con una negativa a la solicitud de la 12 de Boca: ¡!NO!!, vos me estas cargando!!, es una joda para..!!, como te voy a creer que un grupo de vecinos de buena familia se va a animar a negar a la hinchada de Boca.

Los fundamentos

Cada uno de los sectores brindó públicamente sus fundamentos ante los medios que lo requirieron, así los ”barrabravas” devenidos en ”Heidi” explicaron que solicitaban la autorización para circular porque deseaban concurrir a alentar a su equipo en el vecino país de Uruguay: Un fundamento legítimo, que nadie puede criticar en ningún aspecto, dado que con su presencia permiten respaldar a un equipo nacional que participa de una copa internacional e implícitamente apoyan el deporte, en este caso del fútbol con su presencia y el pago de una entrada.

Por su lado, los Asambleístas indicaron que, una vez recibida la solicitud, se constituyeron en Asamblea y decidieron por mayoría que no iban a permitir el paso porque no pueden hacer excepciones y ya habían tenido una mala experiencia con la hinchada de Gimnasia. A la hinchada de Gimnasia le habían permitido el paso a cambio de que los barras colocaran una bandera en defensa de su lucha en contra de las pasteras y por una vida mas sana: Un fundamento legítimo y válido, que difícilmente alguien pueda rechazar, por el contrario, la mayoría acompaña.

Los medios

En cuanto a los medios utilizados, podemos decir que los barras de Boca (no se si llamarlos bravos), simple y respetuosamente solicitaban que se les respetara el derecho constitucional, respetado por casi todos los países del mundo, el de transitar libremente: Nadie se lo puede negar y las autoridades se lo deben garantizar.

Los Asambleístas contestaron que ”por mayoría se había decidido no dejar pasar ”para no hacer excepciones: Nadie explicó en que Ley o código figura que un grupo de vecinos puede negarle el paso a otro, aun por justa causa, todo lo contrario, se trata de un delito federal con fuertes sanciones.

Las contradicciones de la sociedad

Cuando uno concurre a algún tipo de foro o encuentro o congreso, normalmente los especialistas nos ilustran acerca de los grandes avances de la civilización en contraste con las barbaridades que se cometían en la antigüedad, pero cuando uno escucha o ve algo de este calibre lo menos que puede hacer es dudar de algunos de ellos.

La primera contradicción que se presenta es: como se puede estar luchando por la sanción de una ley( prohibir la instalación de pasteras o también como semanas atrás el tan comentado rechazo a la resolución 125 del gobierno) y paralelamente estar violando otra, y encima de carácter constitucional: El libre tránsito. Lo primero que uno puede inferir es que a estas personas poco les interesan las leyes y que si prospera su metodología van a continuar violando las normas para lograr sus objetivos.

La segunda contradicción es: como se puede cambiar la actitud de un momento para otro y realizar con toda soltura lo que siempre se criticó. Nos referimos a los cortes de ruta, que en estos últimos tiempos lo han tomado como herramienta de protesta, gente de sectores que siempre criticó la metodología. Justificando la misma con que ”ahora es válido porque la lucha es justa”. Lo que significa que, cuando los primeros piqueteros cortaban rutas en el sur del país, en defensa de las fuentes de trabajo, no era justo, o cuando los piqueteros del conurbano cortaban rutas en demanda de comida (2000, 2001, 2002), tampoco era justo. ¿No hay una carga de fundamentalismo en esa actitud?, puede ser para el debate, pero lo que es seguro que se trata de una injusticia.

La tercera contradicción: es la manera de tratar los temas, por parte algunos medios y de algunos sectores polìticos y sociales. Concretamente hay algunos que critican ácidamente los cortes si se trata de piqueteros de Dêlia o de trabajadores y los justifican si se trata de sectores patronales del campo u otra actividad. Se imaginan si la realidad hubiera sido a la inversa y los barras de Boca no hubieran permitido el paso de algún Asambleísta de Gualeguaychú o algúna otra persona de ”buena familia”, todos hubieran puesto el grito en el cielo: ”Como puede ser que estos Barrabravas, delincuentes” etc, etc, etc.

Por el contrario, no se escuchó a nadie que le pidiera perdón a los barras por la actitud delictiva de esta gente y les realizara algún tipo de reconocimiento por su actitud pacifica y responsable, a manera de desagravio. ¿Alguien se imagina que hubiera sucedido si los hinchas se hubieran ido a Uruguay por el puente en el que se está realizando el corte?, ¿Quién se hacia responsable de esa situación?

Bajo el imperio de la ley

La cuarta contradicción: la insertamos en esta última parte ya que hablamos de respetar la Ley. En este caso hay que analizar el rol del gobierno quién debe ser el encargado de asegurar los derechos de la sociedad y en esto se ha venido debatiendo en una contradicción a la que no puede escapar fácilmente: Si respeta el derecho de los manifestantes, deja que se violen los derechos del resto que necesita transitar.

Si de algo se jacta este gobierno es de no haber reprimido a los manifestantes (salvo un par de casos en los cuales actuó tibiamente ante el desborde de la situación), y no esta mal si observamos las tristes experiencias que nos revela el pasado de nuestro país. Pero tampoco se trata de que algún sector de la sociedad nos convierta en ”rehenes” de su protesta, como en el caso del último lookout de la patronal del campo.

La pregunta final que nos hacemos y dejamos para el debate de nuestros participantes es: En caso de que se genere un hecho de violencia en un piquete con consecuencias fatales: ¿Quién es el responsable?

Dejanos tu opinión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here