El vuelo 447 había partido de Río de Janeiro y desapareció cuando se dirigía a París con 228 personas a bordo.

La Aeronáutica brasileña ubicó este martes en el océano Atlántico los restos del Airbus A330-200 de Air France que desapareció en la noche del domingo con 228 personas a bordo durante un vuelo entre Río de Janeiro y París, anunció hoy el ministro de Defensa, Nelson Jobim.

Según Jobim, la certeza de que se trata de los restos de la aeronave desaparecida llegó al mediodía, cuando un avión de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) ubicó un ”conjunto de fragmentos” que se extiende por cinco kilómetros, a unos 640 kilómetros de la isla de Fernando de Noronha.

El ministro aclaró que los fragmentos avistados son objetos metálicos y cables, que formarían parte de la estructura del Airbus desaparecido.

”Todo indica que el avión cayó en esa región. No es probable que la marea haya reunido cinco kilómetros de materiales. Nuestra posición es la de que se trata de parte del Airbus”, afirmó Jobim, en una entrevista concedida después de encontrarse en Río con familiares de los 228 ocupantes de la aeronave siniestrada.

LEÉR MÁS  Mapuches se resisten a desalojar Parques Nacionales

Según Jobim, los familiares de los pasajeros y tripulantes del vuelo 447 de Air France ya fueron informados sobre el hallazgo, así como el gobierno francés.

Los nuevos restos fueron ubicados horas después de que pilotos de la FAB hubiesen avistado en la misma región varios fragmentos de una aeronave -presumiblemente el de Air France-, entre ellos ”un asiento, materiales blancos, un flotador color naranja, un tambor y vestigios de aceite y queroseno”.

Los fragmentos están ubicados en un área de 9.700 kilómetros cuadrados ubicado cerca del archipiélago de Sao Pedro e Sao Paulo, y están bajo la vigilancia de los radares de la Aeronáutica y de tres navíos mercantes -dos holandeses y un francés- que llegaron hoy a la región para colaborar con el operativo de rastreo.

LEÉR MÁS  Pronóstico para el finde: luego del calor, baja la temperatura

La retirada de los fragmentos encontrados flotando en el mar recién será posible a partir de la mañana de este miércoles, cuando llegará a Fernando de Noronha el primero de los tres buques enviados por la Armada brasileña, un patrullero que apoyará el inicio de la retirada de los fragmentos encontrados en el mar.

Según el portavoz de la Aeronáutica brasileña, Jorge Amaral, recién entonces será posible verificar si los números de identificación de las piezas coinciden con los del Airbus de Air France.

Las búsquedas en el océano seguirán durante la noche de hoy y la madrugada de mañana, a través de los radares del avión militar R99 de la FAB, que anoche detectó los primeros indicios de la existencia de restos del avión siniestrado en la región.

LEÉR MÁS  Hoy no abren las oficinas del Registro Civil de la provincia

Hasta ahora, no se han encontrado señales de los 228 ocupantes del Airbus. Según Jobim, de ser hallados cuerpos, éstos serán llevados inicialmente a Fernando de Noronha y luego a la capital del estado de Pernambuco, Recife, donde serán entregados a las familias o embarcados hacia sus países de origen.

Air France todavía no divulgó la lista completa de ocupantes del Airbus, pero sí informó que entre los pasajeros había 61 franceses, 58 brasileños, 26 alemanes, dos españoles, un argentino y otras 68 personas de 27 países. Entre los 12 tripulantes, estarían al menos una argentina y un brasileño.

Por otra parte, el ministro brasileño de Defensa admitió que será ”muy difícil” recuperar la caja negra, para identificar las causas del accidente.

”Como no flota, la caja negra puede estar a una profundidad de 2.000 a 3.000 metros. Será muy difícil rescatarla”, afirmó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here