“Es un edificio emblemático que representa un momento histórico dentro de la vitivinicultura argentina. Esas bodegas nacieron en el momento que la actividad se convierte en gran industria y se moderniza”, explicó la historiadora Liliana Girini.

Destacó la historiadora que la bodega “tiene otros valores con la arquitectura, porque definió el paisaje urbano de esa zona y fue imán para el establecimiento de viviendas y comercios y provocó la urbanización que echó las bases del Gran Mendoza”.

LEÉR MÁS  El debut de Dujovne como coordinador del área económica nacional

También recordó que “hace 20 años cuando la empresa Cencosud compró el lugar para hacer un centro comercial hizo que los vecinos y organizaciones se opusieran y eso hizo que se declare Monumento Histórico Nacional y ahí empezó un período de abandono”.

En cuanto al presente, Girini mencionó que “los vecinos están apoyando la ley provincia de expropiación que se espera apruebe la Legislatura. Hay propuesta de tener un museo del vino y realzar actividades culturales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here