La firma, que se dedica a brindar servicios de desarrollo de soluciones de software, y tiene sedes en Mendoza, Buenos Aires, Lima y Estados Unidos, se ubicó en el cuarto puesto en la categoría hasta 250 empleados, en el ranking de las mejores empresas para trabajar en la Argentina que elabora la consultora Great Place to Work (GPTW).
Cerca de 76.000 empleados de 118 empresas respondieron a la encuesta sobre clima laboral que hace 15 años se implementa en el país. En base a sus respuestas y a la ponderación de políticas y prácticas de Recursos Humanos, 46 de esas 118 se ubicaron en el ranking anual de la consultora, que se divide en tres grandes categorías: empresas de más de 1.000 empleados, de entre 251 y 1.000 y de hasta 250.
Belatrix fue la única empresa mendocina que superó los estándares globales establecidos por GPTW y entraron en el ranking.
La firma desarrolla e incorpora permanentemente nuevas herramientas, locaciones, capacidades y estrategias, lo que se ve claramente reflejado en un crecimiento sostenido durante los últimos 12 años. Además, tiene un ambicioso plan con más de 120 horas de capacitación por persona por año, lo que la posiciona dentro de la industria.
La categoría de las empresas más grandes estuvo dominada por el sector Finanzas. Al Banco Santander Río (7.769 empleados) le siguieron en el segundo y tercer lugar Tarjeta Naranja (3.531 empleados) y Banco Galicia (6.084). Además, el Banco Francés (5.983) se ubicó en el séptimo lugar, lo que hace un total de cuatro empresas del sector entre las 10 que lograron entrar al ranking en este categoría (en la que fueron evaluadas 44).
En la categoría de las “medianas”, liderada por DHL (473 empleados) por segundo año consecutivo, quedaron en segundo y tercer lugar Natura (600 empleados) y Mars (391), respectivamente. Este segmento se destaca por su crecimiento: en 2014 entraron al ranking 12 empresas; en 2015, 17 y este año, 20 de las 48 que se midieron.
Mendoza, presente
La categoría de las de menor cantidad de empleados también creció en número de empresas respecto al año pasado: se listaron 16 empresas de 26 participantes. En 2015, la lista había incluido sólo 10. En este ranking se mantuvo primera Google (231 empleados), seguida por Tarjeta Cencosud (135), que subió un puesto, y el laboratorio Bristol-Myers Squibb (242). A continuación, en el cuarto puesto, aparece Belatrix.
Cómo se hace
La metodología del ranking GPTW responde a estándares globales y está integrada por dos componentes esenciales. La percepción de los colaboradores representa las dos terceras partes de la calificación. Mediante encuestas de clima laboral se mide el nivel de confianza, orgullo y camaradería en el lugar de trabajo.
El proceso incluye auditorías telefónicas y presenciales para garantizar que las encuestas se hayan llevado a cabo dentro de las normas establecidas de anonimato y confidencialidad. Las 118 empresas que participaron este año emplean a 107.228 personas, de las cuales participaron en la encuesta 75.680. “Si los resultados de la encuesta no superan determinados estándares, las empresas no entran en el ranking”, explica Gennari.
Adicionalmente, se relevan las políticas y prácticas mediante un cuestionario dirigido a la empresa, que se utiliza para la comprensión y evaluación de la cultura de la organización y representa un tercio de la calificación. “Si una empresa no presenta nada, o algo muy pobre, no responde a los estándares y tampoco puede ingresar al ranking”, señala Gennari.
La evaluación de los dos componentes arroja un indicador de confianza que va del 1 al 100. “Las empresas que se incluyen en el ranking deberían tener al menos 70 puntos”, dice Gennari. Este año, el promedio general de las 46 empresas rankeadas se ubicó en 79.
En este sentido, Gennari aclara que la posición en el ranking es, obviamente, relativa: “Puedo haber mejorado el indicador y empeorar en la posición del ranking, o viceversa”, señala. Los resultados individuales no se publican, pero son conocidos por las empresas: “Hay informes específicos y trabajos que se realizan a partir de eso: en qué mejoré, en qué no, en qué debería ponerme a trabajar”, dice el consultor.
Reconocimiento
En cuanto a las prácticas más valoradas o que marcan tendencia, de acuerdo a Gennari este año se dio “el fenómeno del reconocimiento, una práctica que cada vez se está valorando más”. ¿En qué consiste? En que los jefes reconozcan el trabajo de sus subordinados.
“Hoy es un valor saber que lo que yo hago tiene algún grado de reconocimiento, y no necesariamente estamos hablando de temas económicos”, señala el consultor. “Estamos desarrollando una investigación sobre este tema porque vemos que está muy presente en las encuestas y que los empleados demandan del líder un acercamiento con mucha mayor frecuencia y calidad”, comenta.
Según Gennari, una práctica de este tipo no requiere ninguna inversión de parte de las empresas: “Simplemente, sus jefes tienen que acercarse y conectarse de manera diferente con los empleados y reconocer en un sentido general, dar feedback, inclusive cuando las cosas no están bien”, analiza.
En el centro del clima laboral, entonces, están –siempre– los líderes. Sus atributos son fundamentales para los empleados que reclaman comunicación e integridad.
Con respecto a 2015, se han incrementado las prácticas relacionadas con el cuidado de las personas, como por ejemplo licencias por vacaciones y maternidad con goce de sueldo más allá de lo estipulado por ley, servicio o reintegro por guardería infantil y el trabajo remoto o home office.
También han crecido las prácticas relacionadas al reconocimiento, tal como los reconocimientos a los mejores líderes de la organización.
LEÉR MÁS  Hubo 80% de ocupación en el Gran Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here