La facturación del organismo creció en 2013 un 170% respecto a lo que había recaudado en 2012, pasando de $270.000 a $730.000. Además, aumentó la oferta laboral, con la apertura de talleres a partir de nuevos emprendimientos. La UPP ocupa a 478 internos, que trabajan en los espacios laborales que funcionan en los complejos penitenciarios de Boulogne Sur Mer, Almafuerte, San Felipe, las Unidades 3 y 4 y el Régimen Abierto de Mujeres, tal como explicó Juan Pablo Rodríguez, responsable del organismo. En esos lugares funcionan talleres de carpintería, herrería, mimbrería, totora y una imprenta. Además hay ocho empresas que elaboran productos textiles.

LEÉR MÁS  Transportes escolares: Ahora no podrán tener más de diez años de antigüedad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here