La nueva audiencia por el Río Atuel será el 9 de mayo. La convocatoria de la Corte Suprema de la Nación es para Mendoza y La Pampa.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación convocó a una nueva audiencia por el rio Atuel a Mendoza y a La Pampa para el 9 de mayo próximo. Deberán concurrir los gobernadores de ambas provincias y la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación.
“En atención al estado de las actuaciones, y sin perjuicio de lo que en definitiva se resuelva con relación a los planteos efectuados a fs. 1149/1150 y 1214/1243, convócase a los señores gobernadores y fiscales de Estado de las provincias de La Pampa y Mendoza, y al señor Subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, a la audiencia que se llevará a cabo en la Sala José B. Gorostiaga el día 9 de Mayo de 2018, a la hora 10, en los términos del art. 36, inc. 2, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, la que será presidida por los integrantes del Tribunal. La convocatoria se circunscribe a las partes que intervienen en la causa”, reza el texto con el que ayer los supremos convocaron a las partes.
La negociación entre La Pampa y Mendoza para establecer un caudal fluvioecológico mínimo para el río Atuel es una de las consecuencias que trajo el fallo de la Corte Suprema del 1 de diciembre en el marco de la demanda entablada por La Pampa. De hecho, a partir de allí se reflotó la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) donde las partes intentaron sin éxito convenir esa escorrentía.
Mientras La Pampa propuso un caudal de 4,5 metros cúbicos por segundo, con un módulo promedio anual de entre 7 y 9,5 metros cúbicos, y una salinidad de bajo grado, la provincia arribeña ofertó un caudal mínimo de 1,3 metros cúbicos por segundo, una salinidad de unos 6.000 microSiemens por centímetro, y se arrogaba el derecho a monitorear cómo evolucionaba el ecosistema pampeano.
El 20 de febrero venció el plazo que ambas partes tenían para llegar a un acuerdo y las dos propuestas quedaron en manos de la Corte. Junto con su presentación, La Pampa solicitó a los magistrados que fueran ellos quienes definieran el caudal, ante la imposibilidad de arribar a un consenso con Mendoza.
El último intento de acuerdo se había realizado el 19 de febrero, cuando los gobernadores Carlos Verna y Alfredo Cornejo se encontraron en Buenos Aires, en el marco de la CIAI. Aquel encuentro fracasó porque la idea que llevó Mendoza de extraer agua del subsuelo con 25 perforaciones e inyectarla en el río, fue rechazada de plano por el gobierno pampeano.
Poco después de aquella fallida reunión, y tras la elevación de las propuestas de cada provincia, trascendió que los magistrados podrían solicitar un tercer informe y se mencionó la posibilidad de convocar al Instituto Nacional del Agua (INA), que depende de Interior, para que brinde esa tercera opinión sobre el tema.

LEÉR MÁS  El FMI abrirá una oficina en Buenos Aires

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here