Es una mujer que se desempeñaba como cocinera y tenía pedido de captura desde hace meses.

Esta mañana cayó la última prófuga por la causa de abusos sexuales a niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo. Se trata de Noemí Paz, de 59 años, quien se desempeñaba como cocinera y era buscada por la Justicia desde hace varios meses.

LEÉR MÁS  No hay rasgos de violencia en el cuerpo de Karen Violi según la necropsia

Fue capturada en un allanamiento en una vivienda del Barrio 7 de Julio de Maipú y posteriormente, imputada por el fiscal Gustavo Stroppiana, quien lleva adelante la investigación.

A la mujer se la acusa de “partícipe primaria en abuso sexual agravado” por saber de la existencia de los abusos y no haberlos denunciado ni haber impedido que se realizaran.

LEÉR MÁS  Consternación y miedo entre los vecinos de la joven hallada muerta en ciudad

La situación de Paz es más complicada por haber faltado a declarar junto a la monja Asunción Martínez y escaparse de la Justicia.

En su detención fue asistida por un abogado oficial y se abstuvo a declarar. Fue trasladada a la cárcel de mujeres.

De esta manera, la causa de abusos sexuales tiene a cinco detenidos: el cura Horacio Corbacho (56), el monaguillo Jorge Bordón, el jardinero Armando Gómez (46) y el empleado del establecimiento José Luis Ojeda (41).

LEÉR MÁS  "Nuestra referente es Cristina"

A ellos se les suman los otros tres imputados con prisión domiciliaria: Nicola Corradi (82), la monja Kosaka Kumiko y la representante legal del instituto, Graciela Pascual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here