Se trata de la sexta reunión del Grupo, en la que se abordarán diversas cuestiones en materia regulatoria y comercial, como cultivos biotecnológicos aprobados y modificaciones de marcos normativos en ambos países, desafíos regulatorios de las nuevas biotecnologías, así como también proyectos de cooperación en materia de difusión científica y percepción pública.

”Nuestro país está enfocado a dar un paso más allá en el agro, mediante el agregado de valor y el necesario proceso de bioindustrialización. Y China es un socio fundamental en materia biotecnológica”, explicó Lechardoy.

LEÉR MÁS  ¿Por qué es tan difícil encontrar un submarino que desaparece, como pasó con el ARA San Juan de Argentina?

La agenda de este encuentro bilateral técnico-científico de cooperación regulatoria incluye un ejercicio práctico de evaluación conjunta de un cultivo biotecnológico que se utilizará para el estudio de caso un cultivo de soja que combina resistencia a sequía con resistencia a herbicidas desarrollado en forma conjunta por la empresa argentina INDEAR y la empresa China DBN.

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

China es el principal comprador de soja a nivel mundial y Argentina uno de sus principales proveedores, ambos países cuentan con marcos regulatorios soberanos y desarrollados en materia de agrobiotecnología.

La misión está compuesta además por el Director Nacional de Biotecnología, Martín Lema, quien conduce los aspectos técnicos del diálogo bilateral, y miembros de la Comisión Asesora en Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) incluyendo representantes del INASE, el SENASA, la empresa de biotecnología nacional INDEAR, la Cámara Argentina de Biotecnología y la Asociación de Semilleros Argentinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here