Andrés Casciani, un joven artista plástico, actualmente ilustrador freelance, entre tantos trabajos relevantes que viene realizando durante este productivo 2014, tuvo la oportunidad de hacer relucir su original estilo en el encargo de la empresa Southink, el cual consistió en intervenir 1.600 botellas de vino con etiquetas pintas a mano con acrílico y vino. Compartimos la entrevista exclusiva realizada con Andrés:

MendozaOpina: ¡1.600 botellas para pintar! ¿Para qué bodega son?

Andrés Casciani: Las etiquetas fueron realizadas para la empresa Southink, que comercializa en Estados Unidos vinos de alta gama. En este caso la propuesta fue que yo pintara a mano las etiquetas de la línea “Brush”

MO: ¿Cómo te contactaron?

A.C: El diseñador Diego Rego (autor del diseño de la etiqueta en cuanto a formato, concepto y tipografía) me convocó a realizar la parte plástica de la imagen debido a que es un constante entusiasta de mi laburo y siempre está interesado en mis exposiciones y diferentes trabajos.

LEÉR MÁS  Explotó una camioneta en cercanías del Congreso de la Nación

¿Utilizaste alguna técnica especial?

El desafío consistía en intervenir las etiquetas utilizando vino como principal tintura. Luego de varias experimentaciones utilicé una técnica que combina el acrílico tradicional con la aplicación de vino tinto en las últimas capas.

¿Son todas iguales o variaste el diseño?

Cada etiqueta es distinta a la anterior desde el mismo inicio (sin utilización de plantilla ni nada por el estilo), se trata de grafismos abstractos que combinan la pintura y el color con la gestualidad característica de mi trazo de dibujo expresionista.

¿Hubo algo especial que te inspiró?

El desafío consistía en trabajar una serie muy extensa de intervenciones que funcionaran como conjunto reconocible pero a su vez como unidad particular e irrepetible. En este sentido es como una extensa serie de “firmas” abstractas, en las cuales las formas de hojas de parra y tallos se metamorfosean en un dinamismo abstracto de mancha y color. El otro objetivo era generar un espacio en el cual pudiera valorarse el carácter original del trabajo manual de la pintura en el contexto de la industrialización gráfica y el trabajo masivo en la producción de etiquetas de vino, es decir, que se filtrara un poco la cotidianeidad del taller de artista en medio de tanta gráfica industrializada.

LEÉR MÁS  Encontraron a un joven docente muerto en un departamento del centro

¿Cuánto tardaste en pintar toda esa cantidad de botellas?

Si bien el proyecto continúa desarrollándose desde el año 2011, las 1600 etiquetas fueron realizadas en el transcurso de 1 año y medio. Una muy interesante mezcla de trabajo seriado artesanal conviviendo con la originalidad propia de la obra de arte “irrepetible” en cada caso.

Respecto a vos y tu arte, ¿en qué proyecto estás trabajando ahora? ¿Cómo mutó o creció tu trabajo/arte en este último año?

En este año estoy concentrado en la realización de varios cuadros para una muestra a fin de año en San Rafael, Mendoza. Además estoy trabajando en varios proyectos de historieta y novela gráfica para Buenos Aires (es casi como hacer cine con el dibujo). También realizo múltiples ilustraciones de portada e interiores de libros que se editan en Buenos Aires, España, México y varios países más.

LEÉR MÁS  Pronostican una ola de calor que afectará a los mendocinos

La combinación de la plástica “tradicional” con los lenguajes de la ilustración y la historieta es el centro de mi trabajo en estos días. Además del contraste entre técnicas clásicas como el acrílico y el óleo opuestas al formato digital (que utilizo para el dibujo en medios), de esta oposición surge un diálogo muy fructífero cuyas ramificaciones me fascinan y me van guiando por el inmenso laberinto que conforma la obra de una vida.

Para ver los trabajos de Andrés Casciani y mantenerse actualizados con respecto a exposiciones y publicaciones los invitamos a visitar: www.andrescasciani.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here