Ahora Bonafini se la agarró con Prat Gay: dijo que ”se bajó los calzoncillos” en España

El encuentro con el Papa Francisco, días atrás, no parece haber morigerado el ánimo de Hebe de Bonafini. Ahora, en la mira de la titular de Madres de Plaza de Mayo quedó el ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat Gay. Le pegó, duro, porque el ex titular del Banco Central en el arranque de la presidencia de Néstor Kicrhner pidió disculpas a los empresarios españoles por las políticas económicas del gobierno kirchnerista. Lo hizo en una visita a aquel país.

”No sólo se bajó los pantalones, sino también los calzoncillos. Me parece un asco, una vergüenza. Me parece que lo hacen a propósito para deteriorar la política”, criticó en declaraciones radiales a AM750 Bonafini.

LEÉR MÁS  Inadi falló a favor de una musulmana obligada a usar bikini en un balneario de Cacheuta

La titular de Madres estuvo en medio de una fuerte polémica días atrás, por la visita que le hizo al Papa Francisco, a quien había relacionado con la dictadura cuando aún era ”sólo” Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires. Dio un vuelco de 180 como hizo la mayoría del kirchnerismo, con Cristina a la cabeza, cuando la fama del obispo creció con su consagración mundial.

En realidad, por la costumbre verborrágica de Bonafini, las miradas estuvieron más bien sobre el Papa, quien tuvo un encuentro frío y corto con Mauricio Macri y luego, según advirtió la dirigente social Margarita Barrientos (aunque luego buscaron desmentirlo desde el Vaticano), Francisco se negó a recibirla.

LEÉR MÁS  A partir de diciembre comenzará a funcionar la tarjeta SUBE en Mendoza

Ahora más papista que Cristina, Bonafini volvió a referirse al encuentro que mantuvo en Roma con Bergoglio. Le agradeció la ”sencillez y amistad. Conversamos como si fuésemos amigos de toda la vida”.

Y se metió otra vez con el secretario de juventud del PRO, Pedro ‘Piter’ Robledo, quien ayer la desmintió cuando aseguró que el Papa ”no cree” que el país viva ”un clima como el del ’55”, tras el derrocamiento de Perón, como había afirmado Bonafini. ”Es el Capusotto del PRO. Nos quiere hacer reír y lo logra”, ironizó, a la vez que reiteró que con el Sumo Pontífice ”hablamos de eso justamente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here