”Hay censistas y jefes de radio que en vez de combustible para el vehículo nos han solicitado caballos, fardos de pasto y combustible para motos”, dijo a Télam la coordinadora técnica del Censo de Población, Hogares y Viviendas de la provincia, Marta Ríos.

La provincia de Chubut está dividida en 16 departamentos de los cuales son censables 15, pues hay que excluir al Departamento Atlántico incorporado en la última reforma constitucional.

De ese total, uno de los departamentos que presenta más dificultades para realizar el operativo es Senguer, en el suroeste provincial, que estuvo afectado por intensas nevadas durante gran parte del año, aunque las condiciones meteorológicas mejoraron notablemente y no se reportan caminos bloqueados.

En el extremo noroeste montañoso, muy cerca del límite con Chile en proximidades del río Hielo, también deben actuar con la asistencia de lugareños sobre todo en la zona de Carrenleufú donde los maestros concurren con baqueanos que conocen todos los accesos.

El dispositivo tuvo en cuenta el conocimiento de los pobladores a la hora de elegir a los censistas, muchos de los cuales se movilizan con vehículos propios y deben internarse en campos extensos con más de un puesto, en los que apelan a la hospitalidad del hombre de campo para pernoctar.

”Salen hoy (miércoles) y quizá no vuelvan al pueblo hasta el fin de semana así que estos días para ellos será de viajar por huellas, en territorios inhóspitos y convivirán con los entrevistados”, explicó Ríos.

Si bien el operativo censal se realizará en todo el país el miércoles 27, en Chubut se adelantó una semana el relevamiento atendiendo a la extensión territorial de 225 mil kilómetros cuadrados, la mayoría de los cuales son rurales.

Otro de los aspectos que debió medir la organización son las ”comparsas de esquila”, nombre con el que se identifica a la cuadrilla de expertos esquiladores que van campo por campo trasquilando ovejas ya que este distrito es el mayor productor de lana del país.

”Los integrantes de la comparsa de esquila son censados en el lugar donde se encuentren y entran en la categoría de hogar de tránsito”, dijo la funcionaria.

Se estima que cada censista tendrá a su cargo entre 15 y 20 viviendas para lo cual deben recorrer muchos kilómetros.

Antes del relevamiento propiamente dicho que comenzó ayer, se tuvo en cuenta la actualización de la cartografía para saber cada huella de acceso a los campos, lo que mereció un especial aporte de Vialidad, Inta, Senasa, el Instituto de la Vivienda y también las fuerzas armadas, sobre todo en la cordillera.

Las radios de amplitud modulada difunden mensajes oficiales a través de los cuales solicitan a los pobladores rurales que abran sus tranqueras y aten a los perros para que los censistas puedan llegar a sus viviendas y así poder realizar las entrevistas.

Con una organización parecida comenzará el relevamiento en las zonas rurales de la provincia Río Negro comenzará mañana, con el apoyo de vehículos de distintos organismos públicos municipales, provinciales y nacionales.

”La dispersión de la población rural, en parajes y puntos aislados de la geografía rionegrina, obliga a trasladar al censista en algunos casos unos 300 kilómetros de ida y vuelta sólo para relevar un par de familias”, explicó el coordinador de Estadística y Censos de Río Negro, Antonio Copani.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here