”Mirala a la cara, decile que todavía no hay culpables”, es la frase que vuelve a sonar en calles, redes sociales y en los estratos de Justicia de San Rafael.

Este viernes 31 se cumplen 11 años desde que la adolescente Paula Toledo fue violada, torturada y asesinada cuando tenía 19 años.

Al momento hay acusados pero el último juicio fue anulado por falta de pruebas, las cuales fueron borradas y perdidas con el paso de los años. 

Su madre, Nuri, sigue reclamando justicia y verdad para el caso de su hija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here