Luego de un incidente lamentable en el parque, con mucha presión mediática y social, el todavía flamante ministro de seguridad quedó al filo de la renuncia, rápido de reflejos, el vicegobernador no dudó en plantear la posibilidad de que la Legislatura evalúe la declaración de la emergencia en seguridad, una movida política que si bien puede ser una alternativa, no garantiza la solución.

La iniciativa dio su fruto, logró captar la atención y ocupar gran parte de la agenda mediática y política, con discusiones y puntos de vista, tomó forma en la Legislatura y fue aprobada en el senado, como una norma tibia que en realidad, no dejaba de ser una declaración, pero no más que eso, ya que no permitía el uso de recursos excepcionales, ni la posibilidad de uso de los mismos abreviando procedimientos burocráticos, propios de la declaración de cualquier emergencia. Esto enfureció al gobernador, quién mandó a bajarla antes de ser revisada en diputados, al menos por dos motivos: primero, por el costo político de que en su gestión se tenga que llegar hasta tal situación, pero además, porque con la norma frustrada, se pretendía llegar a la declaración de emergencia con el inevitable costo político para el oficialismo, pero sin herramientas financieras para hacerle frente.

LEÉR MÁS  Detuvieron a los padres de una beba que murió intoxicada por alcohol

La oposición lo entendió, se dio cuenta, y sin leer mucho salió a defender la iniciativa a cualquier precio, no era importante el contenido de la norma, ni las contradicciones -al menos de forma. El gobierno queda jaqueado pensaron “entre la espalda y la pared” -como decimos por acá-

Lo cierto es que la discusión de fondo no llega, por lo menos hay algunas preguntas que sería bueno que nos intentemos responder.

LEÉR MÁS  Nevó en Malargüe

Una Ley, o un paquete de Leyes ¿Resuelve el problema de inseguridad?

Todos coinciden en que no es suficiente. La mayoría habla de contención social, pero para eso, además de los planes de gobierno en la materia, se deberían convocar a las instituciones que realmente pueden ayudar a resolver.

Si no lo resuelve, la gran pregunta sería: ¿Después de la emergencia, qué viene?

LEÉR MÁS  Asaltaron un bar y a sus clientes en Godoy Cruz

Eso es lo que seguramente pasa por la mente del gobernador como responsable directo, quien se mostró no muy entusiasmado con la idea de la emergencia, es que la simple declaración no garantiza un cambio profundo, al menos a corto plazo, y la oposición no tiene piedad a la hora de reclamar responsabilidades y utilizar las circunstancias para posicionarse políticamente de cara a las próximas elecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here