Vale le echa la culpa a la inflación

El CEO de la minera brasileña Vale, Murilo Ferreira, justificó la paralización del proyecto de inversión para extraer potasio del yacimiento de Río Colorado a raíz de que ”el costo se duplicó por la inflación y el dólar”.

Eso habría inflado, según el directivo, el valor de los fondos a desembolsar desde 5900 a 11.000 millones de dólares, un 86,4 por ciento. Sin embargo, desde comienzos de 2012, cuando la minera asegura haber empezado a tener dificultades, el ritmo de devaluación del dólar oficial, que es el que afecta a este tipo de compañías, apenas se modificó, mientras que la inflación medida por consultoras privadas se mantuvo por encima del 20 por ciento, pero sin movimientos violentos. El Gobierno sostiene que la suspensión del proyecto responde a malos resultados a nivel global. Por su parte, unos 25 trabajadores nucleados en la Uocra bloquearon ayer el ingreso al predio del yacimiento para evitar que la empresa levante las instalaciones, confirmó el delegado gremial local, José Luis Lemos.

El conflicto supone un nuevo desafío en la relación económica con Brasil. Ayer la presidenta argentina, Cristina Fernández, pasó a saludar a su par del país vecino, Dilma Rousseff, por el hotel en que ésta se aloja en la ciudad de Roma, donde ambas coincidieron por la asunción del papa Francisco. Las mandatarias tienen un encuentro pendiente luego de la suspensión, a raíz del fallecimiento del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de la reunión prevista a principios de mes en El Calafate.

LEÉR MÁS  Comienza la primavera con espectáculos en toda la provincia

Frente al freno que puso la compañía brasileña, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por el lapso de 15 días para evitar despidos de personal tanto en relación con los empleados directos de Vale como de los trabajadores que se desempeñan en proveedores y tercerizadas. La empresa asegura que sólo se hará cargo de los trabajadores en relación de dependencia, que suman 420, cuando el total de puestos vinculados con el proyecto asciende a seis mil. El Gobierno pretende que los trabajadores de las contratistas tampoco sufran despidos, algo de lo cual buscan hacer responsable a Vale. El Ministerio de Trabajo realizó ayer una serie de inspecciones a las contratistas para analizar la situación laboral, mientras que el gremio busca evitar que se desmantelen las instalaciones. ”Estamos en la puerta de la minera. No nos dejan ingresar por orden de Vale. Nos vamos a quedar lo que sea necesario”, dijo Lemos.

El director ejecutivo de Vale, Murilo Ferreira, ofreció su versión sobre la suspensión del proyecto, durante una conferencia del banco Credit Suisse, en Hong Kong. Dijo que a partir de ”la inflación y el tipo de cambio”, el presupuesto del proyecto casi se duplicó, de 5900 a 11.000 millones de dólares. ”Hemos intentado llegar a un acuerdo con el Gobierno durante muchos meses, desde principios de mayo de 2012. Pero no hemos recibido hasta fines de 2012 una respuesta, y nuestra demanda fue precisamente debido a la brecha que tenemos en términos de la inversión del proyecto”, explicó el máximo ejecutivo de la minera.

LEÉR MÁS  Guaymallén: un camión recolector de basura se cayó a un pozo

”Vale se ha visto obstaculizada por la incertidumbre de costos en sus esfuerzos para encontrar socios para comprar eventualmente una participación en el proyecto”, señaló Ferreira. La compañía buscó que el Gobierno conceda tres mil millones de dólares en concepto de devolución anticipada de IVA, entre otros beneficios, además de las usuales facilidades que prevé el generoso Código Minero. El Gobierno sostiene que el dinero solicitado ”es igual a las pérdidas internacionales de la firma”. Al ser consultado acerca de la posibilidad de que Vale pierda la licencia del proyecto, Ferreira dijo que espera que la ley ”prevalezca”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here