El ex jugador de Argentinos Juniors, Luciano Cabral, quedó aún más complicado en el caso del asesinato de Joan Villegas, ya que una mancha de sangre en una zapatilla encontrada en la casa del futbolista coincidiría con el ADN de la víctima

El episodio tuvo lugar el pasado 1 de enero en General Alvear cuando una riña terminó con la vida de Villegas. Al parecer hubo una pelea entre el fallecido y Cabral junto con sus amigos y su padre. Estos corrieron a la víctima hasta que lo agarraron en Calle 5 y Chacabuco, ahí le propinaron una golpiza que finalizó cuando uno de ellos tomó un pedazo de cordón de la calle y lo ultimó. El joven quedó tendido en el piso sin vida.

Ahora, según señalaron fuentes judiciales, Luciano Cabral estaría más complicado en la causa ya que una muestra de ADN de la sangre de Villegas coincide con unas manchas hemáticas halladas en zapatillas secuestradas en la casa de los Cabral. Pero no solo hay sangre de la víctima en el calzado sino también del futbolista por lo que ineludiblemente infiere que el ex Argentinos Juniors estuvo presente en la escena del crimen.

Claro que esto no implica que el deportista haya sido el autor del asesinato pero de esta manera se confirma que Cabral estuvo en el lugar donde murió Villegas. De esta forma se desecha la coartada que había realizado la defensa del futbolista que él no había estado presente en el lugar donde mataron al joven alvearense.

Para los investigadores se trata de una prueba concluyente y podría derivar en la elevación a juicio. Pese a los recurrentes intentos de Nedic y Fernández por atenuar la situación de Luciano Cabral, todo indica que estará sentado en el banquillo de los acusados durante el debate y con chances de ser condenado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here