Un testigo complica al futbolista que atropelló y mató

La fiscal Andrea Rossi no tardó en imputar al futbolista Mariano Encinas por la muerte de Marcela Quiroga, ocurrida el sábado a las 6 de la mañana en San Rafael.

El pasado domingo, imputaron formalmente a Mariano Encinas por el delito “homicidio culposo agravado por la fuga” y se dispuso que continúe detenido, por lo menos hasta la audiencia de prisión preventiva. Ahora un juez de garantías deberá resolver sobre la continuidad de esa medida restrictiva de libertad y, de ser así, si Encinas la cumple en la cárcel o en su domicilio.

La situación de Encinas, en base al delito que se le endilga, es por demás complicada, ya que existen pruebas suficientes que le permitirán a Rossi avanzar en la causa. No hay dudas sobre la conducta evasiva del conductor, dato que aportó el principal testigo del hecho, el taxista Pablo Del Pozzi, quien retuvo a Encinas tras haberlo perseguido hasta la puerta de su casa. Además, el 1,45 mg de alcohol por litro de sangre que arrojó el dosaje sobre el futbolista, también es un elemento incriminatorio.

LEÉR MÁS  Luján dará un bono a sus empleados

La situación de Encinas se definirá también cuando la fiscal Rossi reciba resultados de las muestras de sangre y posibles restos del casco que Kevin utilizaba como protección en el Renault 18 secuestrado.

La tragedia

A la vuelta de un boliche y con tres veces más de alcohol que lo permitido en sangre para conducir, un jugador de fútbol de la liga del sur mendocino atropelló y mató a una mujer de 46 años que iba en moto. El futbolista, Mariano Encinas, que juega en la primera división del club Huracán San Rafael, intentó escapar, pero fue detenido por un taxista que había visto el accidente.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo, cuando el deportista volvía de celebrar su cumpleaños número 26. Fue entonces cuando, a bordo de un Volkswagen Gol blanco, embistió a Marcela Alejandra Quiroga en una esquina de la ciudad mendocina de San Rafael.

LEÉR MÁS  Comienza la primavera con espectáculos en toda la provincia

La mujer murió en el lugar y el jugador escapó. Pero un taxista que había visto todo llamó al 911 y siguió al joven para evitar su fuga. “No dudé en seguirlo. Se me adelantó dos cuadras, avancé y pude interceptarlo. Me bajé, hablé brevemente con él y me di cuenta de que no coordinaba sus palabras, estaba alcoholizado”, contó el taxista Pablo Del Pozzi al Diario San Rafael.

“Cuando se dio cuenta de que estaba hablando con el 911, intentó irse e hizo marcha atrás con su auto, pero le puse el taxi para evitar que se fugue de nuevo”, recordó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here