En su notam Playfutbol indica que, La cancha de San Martín de San Juan volvió a ser el escenario de otro hecho lamentable y de violencia en el enfermo fútbol argentino. Luego del clásico entre el ”Verdinegro” y Godoy Cruz, que culminó con la victoria de los locales por 1 a 0, los simpatizantes del ”Tomba” fueron salvajemente agredidos por la Policía y también emboscados por algunos simpatizantes de la barra brava del conjunto de Facundo Sava.

El grueso de la hinchada del elenco mendocino llegó tarde al estadio, cuando iban aproximadamente 10 minutos del complemento, y ya se respiraba un aire distinto en las cercanías del escenario Hilario Sánchez. Tal vez anticipando lo que se venía, que fue una verdadera vergüenza y batalla campal que tuvo a la parcialidad ”bodeguera” como víctima.

Las detonaciones de balas de goma y los piedrazos a los micros que trasladaban a los hinchas fueron constantes durante varios minutos e hicieron vivir una pesadilla a los ”valientes” que viajaron para presenciar el encuentro. Además, trascendió que uno de ellos, identificado como Maximiliano Loza, perdió la visión de uno de sus ojos.

Apenas 2.500 personas asistieron de Godoy Cruz al partido, pero así y todo la ineficiencia policial volvió a tomar protagonismo y el bochorno se apoderó otra vez de la escena que debía ser futbolística: se habla de 150 heridos y que en la provincia donde se desencadenaron los hechos se negaron a atender a los damnificados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here