Roque Arias es el papá de Valentina, una de las pequeñas que falleció en el accidente de la Cuesta de los Terneros. A un mes de la tragedia que se cobró la vida de su hija, Roque decidió viajar a San Rafael con su padre Miguel a “buscar paz” ,según sus propias palabras.

El martes 25 Roque y Miguel visitaron el lugar donde se generó el fatal accidente que le costara la vida a quince personas, en su mayoría niños. Este papá llegó a San Rafael a conocer paso por paso cómo ocurrió todo, quién rescató a su hija, dónde la encontraron, qué médica la atendió.

“No tenía pensado días, ni pocos ni muchos, tenía que venir a buscar este consuelo y no puse fecha, vine vacío, no pude empezar mi duelo, arranqué, quería estar en el lugar”. Contó además que no vino antes porque estuvo acompañando a la mamá de su hija (ex esposa), “ella es creyente y la acompañé a ver al Padre Ignacio para que la bendijera; mi duelo era diferente, yo quería venir al lugar donde mi hija perdió la vida, porque a más de mil kilómetros de distancia no te llega bien la información, o la que llega es equivocada; entonces no podía parar de pensar cómo fue el accidente, qué ocurrió, cómo la encontraron, qué pasó con Valentina… Hoy puedo decir que me voy con todas las respuestas, vine a buscar la verdad y me voy con la verdad. Hoy sé todo, recorrí el camino tratando de ver en los lugares que estuvo hasta los últimos minutos previos al accidente. Sé que vine a enfrentarme con el dolor”, reveló Roque.

LEÉR MÁS  Godoy Cruz: se puso en marcha el programa “Basura Cero”

Roque y Miguel pasaron 6 días en San Rafael , para luego volver a Buenos Aires con todas las repsuestas. En su paso por el sur mendocino, pudo estar en contacto con “los héroes”, así denomina él a quienes asistieron a las víctimas y sobrevivientes y le brindaron fuerzas a la distancia.

“Hoy en día estoy reconfortado porque pude realizar una ermita con las fotos de los quince ángeles que partieron”. Seis días le llevó la construcción que tenía pensada. Roque contó que Cacho Fuentes, un sanrafaelino que lo contuvo desde el accidente, consiguió un grupo de personas que lo ayudaron a construirla.

LEÉR MÁS  Se cayó de su moto, golpeó contra el cordón y perdió el brazo izquierdo

Miguel, el papá de Roque, contó al diario de San Rafael “me voy bien porque veo a mi hijo fortalecido, con más ganas y sin dudas. Yo estuve a la par por si en algún momento se quebraba, le iba a dar un abrazo para levantarlo nuevamente” continuó. “En Buenos Aires la información llegaba muy tergiversada, fueron palabras y declaraciones incorrectas, por eso vinimos y encontramos a todas las personas que participaron, y me voy tranquilo y feliz de haber podido conocer y felicitar a tanta gente por la sensibilidad que tienen, pero fundamentalmente a Cacho Fuentes, que fue el hombre que el día del accidente nos alojó en su casa. Al otro día, con Roque nos preguntábamos como se llamaba esa persona, donde estuvimos durmiendo. Cuando tuvimos que ir al aeropuerto le pregunté a Cacho cuanto le debíamos y él respondió ‘esto ya me lo pagó Dios’. Yo siento una emoción muy grande por encontrar personas así, con estos valores, por eso mi agradecimiento es para él”, dijo el abuelo de Valentina.

LEÉR MÁS  Dos mujeres golpeadas en Malargüe

Roque tenía un deseo mayor de nombrar a todos los sanrafaelinos que ayudaron, “tenía que agradecerle a todos, empecé por el Comisario, Sub Comisario Gustavo Vázquez, conocí a Guillermo, el primer policía que llegó, quería ver al Intendente que fue el que estuvo toda la noche, no pude encontrarlo porque estaba con problemas familiares, estuve en el hospital, ahí lo conocí al doctor Abel Freidemberg, la doctora encargada de guardia, María Bravo, pasé por el destacamento de bomberos, por todos lados. Acá en San Rafael son incontables la cantidad de personas que han tenido gestos para nosotros… Vine especialmente a agradecerle a Cacho Fuentes, que cuando ocurrió el accidente él estaba conteniendo a cada padre”.

Roque se despidió de San Rafael con el corazón aliviado “más allá de este golpe duro la vida continúa, porque tengo a Martina (una hija con su actual pareja), entonces necesitaba mejorarme, porque no sabía bien que había pasado. Hoy me voy lleno, sé quien la rescató, quién la socorrió, es un policía que no estaba en servicio pero fue y socorrió a mi hija”, finalizó Roque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here