Se veía venir y ocurrió: los gremios de la Salud dijeron estar ”cansados” y volvió la rutina de la última década: no hay acuerdo y los trabajadores de los hospitales y centros de salud harán paro.

La medida de fuerza se realizará el próximo jueves, en la víspera de las elecciones. Y podría ser el primero de varios. El Gobierno había ofrecido un 34% de aumento, ATE y AMPROS lo rechazaron; pero detrás la pelea de fondo es por el impuesto a las ganancias. Es que gran parte de los trabajadores de ese sector están alcanzados por el impuesto y presionan para que el Ejecutivo realice el cálculo sin tener en cuenta todo el sueldo. Eso es algo que ya ocurre con los funcionarios del Gobierno y del Poder Judicial.  El gobernador Francisco Pérez analiza una idea en ese sentido, pero aún no la concreta.

La gota que colmó la paciencia de los gremios fue la ausencia de representantes del Ejecutivo en las paritarias. ”La Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud informa que ante la incomparencia del Gobierno a la reunión paritaria prevista para hoy a las 15 en la Subsecretaría de Trabajo, los gremios de la salud AMPROS y ATE resolvieron la realización de un paro sin asistencia a los lugares de trabajo, previsto para el próximo jueves”, anunciaron.

Además ese día habrá una concentración en Casa de Gobierno. ”El encuentro que debía realizarse en principio a las 15, fue postergado para las 17. Pero luego de más de dos horas y media de espera, los miembros paritarios no se hicieron presentes”, explicaron.  “Es una verdadera falta de respeto a los profesionales de la salud y no lo vamos a tolerar. Estuvimos más de dos horas aguardando una propuesta superadora. Asimismo le decimos al señor gobernador que no vamos a sentarnos a discutir sin el decreto que tenga en cuenta el recálculo del Impuesto a las Ganancias”, dijo María Isabel del Pópolo, secretaria general de AMPROS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here