Desde el mundo del periodismo de verdad, el que camina la calle, que va a los diferentes actos, que conversa con la gente, que habla con los candidatos, es común escuchar ”los jefes -por directores de los diferentes medios- nos cambian todo”. Es que todo tiene que ver con todo… y las lineas editoriales se acomodan a gusto del inversor.

Todo lo mencionado, no sería tan preocupante si se dejara claro que se trata de propaganda, de una publicidad, hasta de un posicionamiento, dando preferencia, inclinando las notas, otorgando mas espacio a pedido del cliente -candidato- pero cuando se ”vende” una noticia como ”la perecepción popular”, adjudicándose la voz del pueblo o un reporte serio que busca la objetividad, la credibilidad decrece.

Es sabido que  las encuestas pre electorales siempre pasan por varios filtros y maquillajes pero a veces se escapa algún ”granito” como el caso que mencionamos en un artículo, donde el sondeo cambio justo a la inversa luego de que este medio publicara los porcentajes. Todo sea por la campaña…

Lo importante de todo esto que no deja de ser anecdótico, es que los lectores de los diferentes medios no se dejen llevar por una sola campana, antes, era común escuchar en la calle ”pero si salió en el diario” como una garantía de veracidad, desgraciadamente -y no porque no hayan buenos periodistas, los hay en muchos medios- hoy la cosa no es así.

Nota de opinión: MO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here