Tarifazo: El riego agrícola y los costos que amenazan a los productores

Cada año, la producción mendocina enfrenta una cadena de costos y valores finales que hacen, en definitiva, a la competitividad que los productos locales tengan o no luego frente a otros mercados. En los últimos años, el aumento en la mano de obra, agroquímicos y gasoil se habían convertido en los malos de la película al llevarse el mayor incremento en precios, pero este año la tarifa de riego agrícola, con la fuerte suba que evidencia la energía eléctrica, amenaza con ganar el título de nuevo villano.

A cuatro días de que los nuevos valores de la energía eléctrica comenzaran a regir en todo el territorio nacional, las autoridades del EPRE no han podido dar a conocer aún la incidencia real que tendrá ese aumento en ítems como el riego agrícola, que afectan directamente a los productores.

En el modelo productivo mendocino, tan golpeado en los últimos años por la pérdida de competitividad debido entre otras cosas al atraso cambiario y a la caída de las exportaciones, hay un componente de costos que resultan significativos a la hora de hacer números.

Mano de obra permanente, mano de obra temporaria, agroquímicos (que reúnen a herbicidas, fertilizantes, fungicidas e insecticidas), gasoil, transporte y electricidad son los valores que imponen el piso sobre el cual cualquier producción debe pararse para luego sacar las cuentas finas y verificar su mucha o escasa rentabilidad.

De todos ellos, el riego agrícola fue el que menos variación tuvo a lo largo de toda una década. Pero eso, en este febrero del 2016 que inició con una suba más que importante en la energía eléctrica por decreto del Gobierno de Mauricio Macri, está por cambiar.

 Hasta ayer jueves, el EPRE (Ente Provincial de Regulación Eléctrica) no había dado a conocer las nuevas tarifas para riego agrícola y esto tiene que ver con que ese costo productivo está compuesto por un valor que hasta enero era subsidiado por la Nación y otro componente que era subsidiado en parte por la Provincia.

Desde este 1 de febrero el costo energético de todo el sistema nacional ya cambió porque se eliminó el subsidio nacional. Y de aquí puede desprenderse que esa parte del Riego Agrícola, que era subsidiado, ya no lo está.

Expliquemos esto: la tarifa de Riego Agrícola tenía doble subsidio, por un lado en el costo total energético, que era otorgado por el gobierno nacional; y por otro en el Valor Agregado de Distribución (VAD) que depende de la Provincia.

Si bien hasta el momento no están disponibles los cuadros tarifarios propios para este ítem, que interesa a los agricultores de toda la provincia, fuentes consultadas aseguraron que el subsidio nacional ya no existe (como ocurre con el resto de las tarifas residenciales y comerciales) y que la Provincia decide en estos días en cuánto hará variar, o no, al famoso VAD.

El VAD depende del Fondo Compensador de Tarifas y ha sido motivo de infinitas reuniones entre las distribuidoras, cooperativas, EPRE y funcionarios a lo largo de la semana. Inclusive se han realizado videoconferencias entre los funcionarios provinciales y nacionales para “entender las nuevas pautas de manejo energético”.

El riego agrícola ha sido subsidiado históricamente a los productores, dependiendo el tamaño de la producción y diferenciando a fincas de empresas, por ejemplo.

Las perforaciones que tienen alto gasto de energía son las que pertenecen a consorcios de productores o a industrias que utilizan pozos para sus procesos de producción.

Los productores mendocinos están a la espera, entonces, de lo que se decida sobre la tarifa de riego agrícola. De más está decir que todos estos aumentos, así como la fuerte suba del costo energético para comercios, empresas, bodegas, grandes industrias y metalmecánicas seguramente terminarán incidiendo, una vez más, en el precio final de sus productos.

Pero, a diferencia de los industriales que siempre pueden variar sus precios, el agricultor no tiene espaldas para soportar un tarifazo que, de ocurrir,  se convertirá en una carga más de las que son tan difíciles de remontar.-

¿Estás de acuerdo con que el tarifazo llegue también a los agricultores? Dejanos tu comentario:

Por: Myriam Ruiz – Directora de Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here