Hoy, por orden de la Dirección General de Escuelas, debía celebrarse el día de la virgen del carmen de Cuyo en las escuelas de Mendoza. Pero un amparo en la justicia frenó la realización de los actos porque la justicia considera que de esa manera se viola la obligación de que la escuela sea laica y que se garantice la libertad de culto.

La medida se tomó a pedido de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, que presentó un recurso para declarar inconstitucional las resoluciones de la DGE que incluye festividades religiosas y también presentó un amparo. El 24° juzgado civil aceptó los argumentos y ordenó la suspensión del acto de hoy.

La jueza María Eugenia Ibazeta es contundente luego de analizar los argumentos y asegura que ”es evidente que el Estado no está protegiendo la diversidad de creencias religiosas”. Por eso determina que ”corresponde declarar la inconstitucionalidad” de la resolución ”en la parte que se refiere a realizar actos para los días 25 de julio y 8 de septiembre, debiendo la D.G.E. de manera inmediata tomar todas las medidas necesarias para que en la escuelas de gestión pública bajo su potestad no se conmemore el Día de la Virgen del Carmen de Cuyo por ser contrario al principio de la educación obligatoria, gratuita y laica”.

LEÉR MÁS  Causa Próvolo: nuevas declaraciones

Los argumentos

En la causa la propia directora general de Escuelas, María Inés Abrile de Vollmer, defiende la educación laica, pero al mismo tiempo intenta mantener la idea de celebrar las fechas religiosas.

La APDH pidió particularmente que s declare inconstitucional la celebración del Patrono Santiago y el día de la virgen porque viola derechos constitucionales como el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión,; el derecho de los padres a escoger el tipo de educación; el derecho al respeto a la honra y a la dignidad; el derecho de igualdad, consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Convención Americana sobre Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes y la Ley de Educación Nacional n° 26.206.

El Gobierno intentó atacar la demanda desde lo formal asegurando que no era la vía correcta el amparo y también que se presentaba fuera de término. Pero la jueza consideró lo contrario: primero porque ”que en el mismo está comprometido el derecho a la libertad de culto y el respeto al principio de la educación pública, gratuita y laica, por lo que necesita una respuesta urgente”. Y segundo porque la DGE no publicó en el Boletín Oficial la resolución completa, por lo que cometió una irregularidad formal que permitió la temporalidad del amparo.

LEÉR MÁS  Santa Rosa: se confirmó lo peor sobre la muerte de Leonela

Vollmer tuvo que dar testimonio en la causa y lo hizo a través de un escrito. Allí explica que la educación laica es aquella que no se basa en ninguna doctrina religiosa o credo y es una de las estructuras esenciales donde se apoya la educación de Nuestra Provincia Indican que todos los programas de las currícula que se imparten en las escuelas públicas de Mendoza están fundados en el aspecto laico de la educación. Vollmer sostuvo que ”la Dirección General de Escuelas respeta la libertad de conciencia, pensamiento y religioso de todos los integrantes de la comunidad educativa y en sus escuelas concurren y trabajan personas que profesan distintos cultos religiosos, otras que no profesan ninguna y también agnósticos, ya que la educación que imparte es laica, pública y gratuita”.

LEÉR MÁS  Detuvieron a una "mula" en Tunuyán con cocaína

Para la jueza esa afirmación refuerza el pedido de los demandantes. ”De dichos testimonios surge con total claridad que las autoridades de la D.G.E. afirman que la educación que deben impartir en todas las escuelas de gestión estatal bajo su órbita tiene que ser laica y que el principio del laicismo es el norte de la educación que se imparte en las escuelas de gestión estatal de nuestra provincia Entonces me pregunto ¿por qué se conmemora en las escuelas estatales de la Provincia de Mendoza creencias que pertenecen al culto Católico Apostólico Romano y no a otras religiones y no tienen ningún valor para los ateos o agnósticos? ¿Se puede sostener razonablemente que dichas conmemoraciones se ajustan a los principios de la educación laica?”, dice la jueza. Luego reafirma el concepto asegurando que la decisión de celebrar fechas religiosas ”vulneran el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación ajustada a sus creencias religiosas. Por ejemplo el dogma de que Jesús fue concebido inmaculadamente por la Virgen María por la intercesión del Espíritu Santo no es compartido por otras confesiones religiosas ni por personas ateas o agnósticas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here