El anuncio lo realizó el ministro de Seguridad, Leonardo Comperatore, en el depósito judicial ubicado en el edificio de la ex bodega Giol: “En total son 4.050 armas de fuego decomisadas en distintos allanamientos y que tienen relación con diferentes episodios delictivos. Algunas de ellas datan de más de 20 años de antigüedad”.

Además, estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Rodolfo Lafalla, el director del Registro Provincial de Armas (REPAR), Gabriel Garnica y el coordinador de Políticas Públicas de la Corte local, Raúl Vicchi, entre otros.

Según destacó el ministro de Seguridad, Leonardo Comperatore, es la segunda vez que se realiza este tipo de decomiso, el primero fue en el año 2013 donde fueron destruidas más de 6.000 armas.

Todas las armas que serán enviadas son de tipo cortas y de diferentes calibres como 9, 22 y 38. También se destruirán aquellas de fabricación casera, más conocida como “tumberas”.

Del total de las armas que serán trasladadas al RENAR, 3.971 serán desintegradas por completo mientras que 79 quedarán a disposición de la Justicia. Esta tarea se viene realizando hace varios meses en conjunto con el Ministerio de Gobierno, con la Corte de la provincia y el RENAR.

Datos en detalle

En el año 2013, se enviaron a Buenos Aires 6298 armas que fueron destruidas. Con las 4.050 que se trasladarán en estos días, se llega a una suma de más de 10.000 armas.

Por su parte, en Mendoza hay 22.572 armas registradas legalmente. De esa cantidad más de 8.000 usuarios están autorizados para la tenencia mientras que 1.374 personas tienen la habilitación pero no poseen armas de fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here