La inversión inicial será de $10 millones, que permitirá la industrialización de unos 7 millones de kilos de aceituna y la producción de 1.000 toneladas de aceite. Los recursos provienen del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, y la administración de la operatoria estará a cargo de Mendoza Fiduciaria.

Así lo anunció el gobernador Francisco Pérez, quien destacó que ”desde hace un tiempo venimos trabajando con la olivicultura que es uno de los sectores más castigados de nuestra economía provincial. Podemos señalar, entre otros factores, la caída en el consumo interno y la imposibilidad de competir ante los precios subsidiados del mercado europeo, lo que dificulta mucho las posibilidades de mantener y ganar nuevos mercados externos”.

”Hemos dialogado con todos los actores de la cadena: industriales, productores y también con los trabajadores. Paralelamente, nos hemos reunido para analizar la situación del sector con las otras provincias productoras y estamos impulsando la creación del Instituto Nacional de la Olivicultura, que dará mayor institucionalidad y transparencia a la actividad”, precisó.

”En ese marco de trabajo y atendiendo la crisis coyuntural de la olivicultura es que hemos decidido sumar otra herramienta de apoyo a la actividad”, agregó el gobernador.

”Se trata de la puesta en marcha de un Fideicomiso Olivícola donde interviene el Estado y los privados y que, debo destacar, es la primera vez que se lleva adelante en el país. Se destinará -subrayó- hasta $10 millones de inversión inicial, con lo que se estima se podrá procesar alrededor de 7 millones de kilos de aceituna, representando esto un 40 % de la producción destinada a aceite”.

LEÉR MÁS  Detuvieron a una "mula" en Tunuyán con cocaína

El gobernador precisó que el objetivo de esta herramienta es apoyar a más de 1.000 pequeños y medianos productores olivícolas. A ello se sumará un programa de sostenimiento y fortalecimiento del empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación y también el otorgamiento de una línea de crédito específica del Fondo para la Transformación de hasta $300 mil para cosecha de acarreo.

El mecanismo del Fideicomiso establece que Mendoza Fiduciaria será la encargada de adquirir aceitunas a productores mendocinos, para ser destinadas a la elaboración de aceite de oliva y su posterior comercialización en mercados nacionales y /o internacionales. Participarán del operativo, además de Mendoza Fiduciaria, el Fondo para la Transformación y el Crecimiento quien junto con el Ministerio de Agroindustria aportará los fondos, establecimientos elaboradores y productores.

Se abonará la suma de $1,70 por cada kg. de aceituna adquirida, considerando un rendimiento promedio en materia de producción de aceite del 17 %. Si el rendimiento es mayor, el precio a abonar se incrementará y, de igual forma, si este rendimiento es menor el precio disminuirá.

LEÉR MÁS  Luján propone un uso a las zonas de Agrelo a rematar

La operatoria contempla, asimismo que si se produce una rentabilidad superior a la prevista en la comercialización del aceite, ese excedente se repartirá entre los productores.

En cuanto al mecanismo, el productor deberá entregar la materia prima y se pagará $1 por kilo al momento de la entrega y el saldo a 30 y 60 días. Los establecimientos elaboradores recibirán como forma de pago un porcentaje del aceite que elaboren y serán elegidos a través de un proceso de selección, establecido reglamentariamente y aprobado por el Comiste del Fideicomiso. La convocatoria será publicitada a través de los medios locales.

El titular de la Asociación Olivícola de Mendoza (Asolmen), Armando Manzur, señaló que ”esta herramienta que el Estado ofrece es importantísima, porque el sector está pasando una de las crisis más importantes de los últimos 30 años. Somos conscientes -agregó- que la medida adoptada por el gobierno no va a solucionar todo, pero también entendemos que no venimos de una bonanza sino de un deterioro del sector de años”.

”El fideicomiso y otras medidas que hacen a los costos de la mano de obra buscan, sobre todo, ayudar al productor primario, pero también se beneficia la industria porque se trata de actores de una cadena que se necesitan mutuamente”, agregó Manzur.

LEÉR MÁS  Cayó el delincuente más peligroso de Las Heras

Subrayó, que la cosecha olivícola, actividad que es segunda en superficie después de la vitivinicultura, empieza en 10 o 15 días y, a partir de ahí -destacó – hemos acordado con las autoridades monitorear la evolución de esta herramienta y efectuar los ajustes necesarios que la perfeccionen y la hagan mas eficiente.

Por su parte, el titular del ministerio de Agroindustria , Marcelo Barg, señaló que se inició un diálogo interesante con el sector y la reunión del lunes ( 9 de abril) donde asistieron mas de 80 personas, marca el interés que existe de consensuar y avanzar en dar respuestas a la problemática.

Barg puso también en valor la marca ”Mendoza Oliva Bien” y precisó que será el isotipo que va a emplear el gobierno para promocionar el consumo del producto, otro requerimiento y necesidad del sector.

De igual forma, señaló que en la selección de los establecimientos se tendrá muy en cuenta la calidad del aceite, ya que se quiere ofrecer un buen producto y también se buscará que participen del operativo, fábricas de todo la provincia, respetando el principio de equidad territorial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here