San Rafael: investigan si un cura no ayudó a una maestra enferma para ocultar su relación

El religioso Carlos Scarlata declarará hoy. Valeria Cornejo sufría diabetes y lupus, falleció por un cuadro de hipoglucemia.

Un nuevo escándalo golpea a la Iglesia Católica. Un cura de San Rafael es investigado por aparentemente no solicitar auxilio para una docente enferma, que murió a causa de la diabetes que sufría, para que no saliera a la luz una presunta relación amorosa entre ambos.

El religioso Carlos Scarlata, “famoso” por no dejar ir a las mujeres con calzas ni jeans a misa, declarará hoy ante el fiscal Javier Giaroli para que explique las sospechas que pesan sobre él, publicó el Diario San Rafael.

La docente Valeria Cornejo murió el 31 de octubre del año pasado y la autopsia reveló que su deceso de debió a un cuadro de hipoglucemia, Cornejo además sufría de Lupus, detalla ese medio.

La mujer fue hallada sin vida en su vivienda de Cuadro Nacional por efectivos policiales que llegaron al domicilio por pedido del padre de Valeria porque hacía días que no tenía noticias de su hija. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. La autopsia descartó homicidio, pero el testimonio de una amiga llamó la atención de los investigadores.

Esta amiga conocía la supuesta relación entre Scarlata y la docente. Además aseguró que el sacerdote conocía el estado de salud de la mujer. Pese a todo esto, lo más relevante fue un supuesto llamado que recibió el 31 de octubre, dos días después del hallazgo del cuerpo de Cornejo.

La amiga, según reveló Diario San Rafael, aseguró que ese día Scarlata la llamó para “pedirle reserva” sobre su presunta relación prohibida con la docente. Además, el cura le contó a esta mujer, siguiendo con su declaración, que varios días antes de la muerte de Cornejo, el 18 de octubre, fue a la casa hasta la casa de su presunta pareja y presenció una descompensación de la docente.

Carlos Scarlata no pidió auxilio, simplemente se fue del domicilio y reapareció tras el hallazgo del cuerpo, aseguró esta testigo. Por este testimonio, la Justicia investiga al polémico sacerdote por omisión de auxilio. De comprobarse esta situación, el religioso arriesga una pena de 5 a 15 años de prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here