El Diario San Rafael de Mendoza relevó los datos de las bajas temperaturas registradas en la provincia, y cómo afectaron la producción de los distintos cultivos. Desde la temporada 1995/1996 hasta la 2015/2016, nuestro departamento encabeza la estadística de zonas afectadas por las heladas en Mendoza.
Para entender el fenómeno de las heladas y la pérdida de producción que afecta a nuestro departamento, Diario San Rafael hizo un intensivo relevamiento de cómo afecta este fenómeno a Mendoza y principalmente a San Rafael, que año a año resulta ser el departamento más afectado por las inclemencias climáticas.
Tomando las estadísticas desde la temporada 1995/1996 hasta la 2015/2016 se puede ver a las claras cómo nuestro departamento es sistemáticamente el que encabeza el ranking de zonas afectadas por las heladas.
En los últimos 20 años se registraron 18 temporadas con daños por heladas en Mendoza (solo no hubo registros en la 2008/09 y la 12/13), de las cuales nuestro departamento se ubicó en el primer lugar de los afectados en 12 de ellas y en el segundo en 5 temporadas. Lo que marca que de 19 temporadas de cosecha, San Rafael se salvó de verse afectado severamente por heladas solo en dos de ellas, para ser más precisos en la 2010/2011 y la 2011/2012.
Haciendo un relevamiento, los años que más daños se denunciaron fueron la temporada 2013/14 con 20.229 hectáreas afectadas por las bajas temperaturas, en la 2009/10 fueron 19.243, mientras que en la 1995/96 se registraron otras 15.325 hectáreas productivas perdidas por la helada.
Sacando la cuenta, la suma deja boquiabierto a cualquiera. En 20 años San Rafael perdió producción en 122.281 hectáreas a causa de este fenómeno que no encuentra solución. Los quemadores o el riego a manto para defensas pasivas no son suficientes para mitigar los daños.
Esta vez se esperan pérdidas históricas, y hay quienes no descartan que los daños sean los más grandes de las últimas dos décadas por las reiteradas y extensas heladas.
Por citar ejemplos, en Palermo Chico y La Llave se registraron diez días con heladas en septiembre, mientras que Villa Atuel registró ocho días con temperaturas bajo cero. En otras zonas como Las Paredes fueron seis días con heladas, y en El Cerrito cinco.
El panorama agrícola es muy preocupante, con plantas ”negras” y ”quemadas” por doquier y con frutales perdidos casi en su totalidad, principalmente en el Este departamental.
Lo cierto es que la mejor posibilidad para proteger a los frutales de las heladas es el riego por aspersión, algo que está muy lejos del bolsillo de los productores y para lo que nunca se lanzó un plan de ayuda por parte del estado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here