El hombre tenía antecedentes por violencia de género. El relato de la hija de la ex pareja del agresor.

Un hombre de 65 años, que estaba con prisión domiciliaria por violencia de género, rompió su pulsera georreferencial y se dirigió a la casa de su ex pareja con intención de agredirla. Ocurrió en San Rafael y en la vivienda se encontraban además la hija de la víctima con su novio.

El sujeto llegó al domicilio en la calle Aristóbulo del Valle al 900 con un bidón de nafta, prendió fuego parte del inmueble y con una masa de construcción tiró abajo la puerta de acceso a la vivienda. Luego con un cuchillo intentó matar a su ex pareja, a la hija y al novio.

LEÉR MÁS  Lujan tendrá un centro cultural del vino inédito en el mundo

“Eran cerca de las 12 de la noche, estábamos mi mamá, yo y mi pareja viendo una película. Mi mamá, al escuchar ruido, abrió la puerta y nos dijo ‘salgan, que prendieron fuego a la casa (y mencionó en ese momento al agresor como el responsable). Ahí vimos a la ex pareja de ella que entró con una masa y un bidón con nafta, con el que seguramente alimentó el fuego. Después sacó un cuchillo, no uno común sino un machete fabricado por él. Cuando mi mamá intentó escapar, le da un machetazo con la parte plana en la cabeza. Ante esa situación -siguió- nos abalanzamos sobre él y empezamos a luchar todos. No lo podíamos parar, caímos al piso, estamos todos cortados porque seguía largando machetazos para todos lados”, relató la joven.

LEÉR MÁS  Guaymallén al Aire Libre

Además señaló que salió corriendo a la calle a pedir ayuda. “No sé quién llamó al 911, debe haber sido alguien que vio el incendio pidiendo por los bomberos. Nosotros no tuvimos un segundo para agarrar un teléfono porque estábamos luchando; por eso les agradezco a quienes nos ayudaron, no sé ni quiénes son”, continuó.

Tras la agresión Merlo fue detenido y trasladado a la Comisaría 8. Según informaron el hombre intentó quitarse la vida en el calabozo pero los agentes se lo impidieron.

LEÉR MÁS  Bebé intoxicado con cocaína

Mientras que las tres víctimas del ataque fueron asistidas en el hospital Schestakow a raíz de las lesiones que sufrieron.

Antecedentes

En el año 2015 en la calle Buenos Aires, domicilio del agresor, mantuvo secuestrada a la misma persona que ahora atacó. La amenazó, torturó y desnudó mientras estaba maniatada a una silla y amordazada. A raíz de esto pasó un año y medio en prisión hasta que el 12 de junio pasado salió en libertad por su buena conducta.

El 20 de agosto amenazó a su ex pareja con un arma de fuego. Nuevamente fue detenido y aceptaron que cumpliera arresto domiciliario.

Fuente: Diario San Rafael

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here