El designado secretario de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, dijo que analiza congelar por un tiempo los permisos municipales para realizar nuevas obras privadas, como por ejemplo barrios privados, hasta que se apruebe el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial, que está estancado en la Legislatura desde hace un año. Mingorance, quien actualmente es el secretario de Gobierno de la comuna de Godoy Cruz y fue designado en el gabinete de Alfredo Cornejo, participó por primera vez de la reunión del Consejo de Ordenamiento Territorial, un órgano consultivo, que por ley deberá presidir desde la próxima semana, cuando asuma la nueva gestión.

El funcionario explicó antes de comenzar la reunión que su objetivo es aprovechar todo el trabajo que se hizo en la materia y darle forma y decisión política. Mingorance aseguró que la situación de Mendoza respecto del ordenamiento territorial está hiperdiagnosticada y que ahora es necesario poner en marcha herramientas que impongan cambios efectivos para lograr un crecimiento equilibrado.

LEÉR MÁS  Asesinaron a un joven en su propia casa

Para el futuro referente de Ambiente, todas las decisiones que se tomen en la materia deben respetar dos variables: regular el crecimiento de la ciudad y proteger a las áreas productivas. En cuanto al avance sostenido de las áreas urbanas sobre las rurales, Mingorance dijo que está analizando los resortes legales para frenar por un período los permisos que las comunas otorgan para realizar nuevos emprendimientos, hasta tanto estén definidos los lineamientos provinciales.

En este sentido, uno de los artículos de la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo contempla la posibilidad de realizar un amparo especial, que permita frenar por un período la posibilidad de hacer nuevas obras o modificaciones en el territorio, hasta tanto exista una política más clara. Para Mingorance, faltan reglas precisas a nivel provincial que definan lo que se puede hacer y lo que no. Dijo que esto es fundamental para regular los intereses sociales, los de la comuna y los de los empresarios.
 

LEÉR MÁS  Un niño murió ahogado en una represa

El plan estancado

El actual funcionario godoicruceño aseguró que ni bien asuma analizará los pasos a seguir respecto del Plan Provincial de Ordenamiento Territorial, que está estancado en la Legislatura hace un año. El mismo recibió críticas, tanto de los legisladores radicales como de un grupo de especialistas que presentó una opción alternativa.

La aprobación de este instrumento es un paso clave para que las comunas elaboren sus propios planes de ordenamiento, donde se contemplarán medidas concretas para evitar que continúe el crecimiento desequilibrado.

La aprobación del Plan Provincial y la posterior elaboración de los planes municipales son dos de las etapas previstas en la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo, que fue aprobada en 1999, con el aporte sustancial del sector científico –especialmente de la UNCUYO– que logró que los legisladores desestimaran un proyecto que tenía media sanción y que estaba escrito a la medida de los empresarios.

LEÉR MÁS  Un bebé mendocino de 5 meses falleció en un vuelco en San Juan

Los pasos contemplados en la norma se cumplieron en los últimos años: la conformación del Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial (un órgano consultivo en el que participan representantes de 65 instituciones) y la Agencia de Ordenamiento Territorial (conformada por siete vocales y presidida por Sonia Romero), luego de que los legisladores aprobaron su pliego. La normativa también determinó la presentación del Plan provincial, que debe ser aprobado en la Legislatura, ya que una vez que esto se concrete, los municipios tendrán un año para elaborar sus propios proyectos de ordenamiento.

En esta última etapa está estancado el proceso. El plan fue presentado en la Legislatura en marzo del 2014 y sigue ahí. Los legisladores radicales cuestionaron el proyecto, entre otros aspectos por la falta de información estadística y de una metodología clara, lo que entendieron dificulta su aprobación. El documento también recibió críticas del sector científico, que presentó un plan alternativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here