Los ministros de Salud, Matías Roby; de Desarrollo Social, Cristian Bassin y de Trabajo, Justicia y Gobierno, Rodolfo Lafalla suscribieron un acta acuerdo mediante el cual se profundizarán acciones sanitarias a personas que se encuentran en contextos de encierro, en caso de penitenciarías, y en instituciones dependientes de la cartera de Desarrollo Social, como son, Casa Cuna, Jorba de Funes, Dinaf, ex Cose y otras unidades.

En este sentido, las autoridades provinciales apuestan a incrementar la utilización y calidad de los servicios de salud priorizados para los distintos grupos de la población sin cobertura explícita en salud, como así también, mejorar el desempeño institucional mediante el financiamiento y la gestión por resultados.

Las acciones se enmarcan en el Programa Sumar que promueve estrategias de abordaje que adoptan dos cursos de acción principales: prevención primaria y promoción de la salud, y de tratamiento y prevención secundarias, ambos, organizados por líneas de cuidado que incluyen más de 300 nuevas prestaciones de salud para la población del programa.

LEÉR MÁS  Buscan intensamente a tres jóvenes en el Cerro Arco

Al respecto, Matías Roby, señaló: “Estamos haciendo extensivo el Programa al Ministerio de Gobierno y de Desarrollo Social, a través de los efectores de salud.”

“Queremos homologar la calidad prestacional y ayudar con hechos concretos a este sector de la población, que por el hecho de estar privado de la libertad no tiene que estar privado de un derecho tan básico como lo es el de la salud”, precisó Roby.

Las líneas de cuidado posibilitan la articulación de acciones sanitarias, mediante la actuación multidisciplinaria en todos los niveles de atención a través del cuidado integral (promoción, prevención y rehabilitación) garantizando un continuo de atención.

LEÉR MÁS  Cortarán la Ruta 144 para volar cerros en la Cuesta de los Terneros

Este Programa se busca contribuir al cierre de brechas de cobertura y calidad en la atención de salud; promover líneas de cuidado priorizadas y disminuir la carga de enfermedad; ordenar y reorientar la oferta del subsistema de público de salud; empoderar a los ciudadanos en el ejercicio efectivo de su derecho a la salud.

Por su parte, el jefe de Sumar Mendoza, Mariano Mussotto, explicó que “el objetivo es reforzar las acciones de los tres ministerios a través de un programa de financiamiento para tratar de articular las acciones de salud dentro de las instituciones”.

Mussotto aclaró que “en un primer momento se trabajará con la población de mujeres y jóvenes de entre 18 y 19 años que estén en esos contextos”. Y añadió: “Son prestaciones orientadas a embarazadas, mujeres entre los 20 y 64 años y a niños y adolescentes de ambos sexos, entre 0 y 19 años, fundamentalmente con el sentido de la accesibilidad a la salud de las poblaciones adolescentes, el tamizaje de cáncer de cuello uterino y mama, la disminución de la morbimortalidad materno infantil y la incorporación de poblaciones que son de difícil acceso o que accedan a los sistemas públicos como los adolescentes o mujeres que no estén embarazadas”.

LEÉR MÁS  Un motociclista murió atropellado en San Rafael

“Nosotros firmamos convenios con cada una de las unidades y ellos en base al modelo del programa Sumar comenzarían a reportar acciones sanitarias para poder ser cobradas y poder reutilizar los dineros en los mismos servicios”, concluyó el jefe de Sumar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here