Buscarán más cuerpos en el área y tomarán muestras de agua para corroborar que la sustancia química, con la que habrían sido envenenadas las aves, no haya llegado a napas o cauces de agua.

Expertos de la División de Delitos contra el Ambiente, perteneciente a la Policía Federal, reinspeccionará la zona rural de Los Molles, Malargüe, donde fueron hallados muertos 34 cóndores.

LEÉR MÁS  Luis Lobos va a juicio oral por cobrar sueldos ajenos

El objetivo es conocer si hay más animales muertos en el área, y analizar si hay restos de veneno que podrían haber alcanzado algún curso de agua. Esto podría traer consecuencias fatales para el ser humano.

Los especialistas (biólogos y veterinarios) se trasladarán una parte en helicóptero y luego a caballo, ya que se trata de lugares de difícil acceso. También estarán presentes efectivos de la Policía Rural.

LEÉR MÁS  Encontraron a un menor de edad trabajando en una finca

Por la causa ayer declaró el único detenido, un puestero de la zona identificado como Nibaldo Baigorria Parra, de 62 años. La fiscalía de Malargüe acusó al sujeto por dos causas: tenencia ilegal de armas y coautor de daño agravado por el uso de sustancias venenosas e infracción a la Ley de Fauna. Aún resta dar con un productor de apellido Rojas, que está prófugo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here