Quieren declarar “monumentos naturales” a ocho especies mendocinas

Son animales de la fauna provincial que se encuentran en peligro de extinción o amenazados. A ese número se suma el Cóndor andino.

El Ejecutivo provincial quiere que se declaren Monumentos Naturales de Mendoza a diferentes especies de la fauna silvestre y acuática en sus hábitats naturales. Se trata de ocho animales que se sumarían a los seis que ya están contemplados en el artículo primero de la ley 6.599, entre los que se encuentra el cóndor andino.

Las nuevas especies que pasarían a formar parte de las especies “monumento” son Piche (Zaedyus pichiy), Cardenal amarillo (Gubernatrix cristata), Siete cuchillos (Saltator aurantiipostris), Águila coronada (Buteogallus coronatus), Ranita del Pehuenche (Alsodes pehuenche), Gato andino (Leopardus jacobita), Lagartija de Nihuil (Liolaemus rabinoi) y Bagre otuno (Diplomystes viedmensis cuyanus).

Tal como informaron desde la dirección de Recursos Naturales, en lo que va del periodo 2012/2019 se secuestraron del tráfico ilegal cerca de 10.000 especies. Entre los más rescatados están los pájaros Siete cuchillos (más de 2.000) y Cardenales amarillos (230).

Además, la veterinaria Jennifer Ibarra, de la Fundación Cullunche, remarcó están en peligro de extinción el Águila coronada y el Cardenal amarillo mientras que la Ranita del Pehuenche, (especie endógena) está amenazada.

“Estas declaraciones son efectivas en la medida en que se haga difusión, que se acompañen con programas de conservación y protección de esos animales y que las multas, si se reglamentan o se agregan a la ley de fauna de la provincia y nacional, sean ejemplificadoras. Y que se sumen cuando alguien comete un delito”, explicó la especialista.

Beneficios

Este proyecto impulsado por la Dirección de Recursos Naturales, y encabezado por Sebastián Melchor, busca beneficios tales como la protección total, la preservación, la planificación de la proyección científica, cultural y educativa y la promoción del conocimiento de sus valores naturales y culturales.

Con esta declaración además se prohibiría su uso extractivo, las alteraciones de elementos y características de especial relevancia de sus ambientes, la explotación comercial, la caza o cualquier otro tipo de acción sobre ellos.

Un punto importante para mencionar es que con la reforma del Código Penal se incorporaron delitos contra la fauna silvestre u otros animales, lo que implica penas de prisión y multa. Además, se tipifica la conducta de quien cace o pesque animales de la fauna silvestre en período de veda, de especies protegidas, en peligro de extinción o migratorias, en lugares prohibidos o protegidos o utilizando medios prohibidos. “Además está incorporado en el artículo 141 del Código de Faltas que prohíbe la caza furtiva de estos animales”, explicó Melchor. 

Entre los fundamentos además se explica que las especies a ser incluidas son proclives a sufrir impactos ambientales como también antrópicos, que serían la caza y pesca furtivas, el tráfico y comercio ilegal, cambios y fragmentación de hábitats, edificación de embalses, expansión de ciudades y pueblos, produciendo más presión y desplazamiento sobre los ecosistemas naturales, dañando las poblaciones y mermándolas poco a poco hasta comprometer su supervivencia.

Tener la declaración de Monumento Natural implica elevar el estatus jurídico de las especies silvestres y sus hábitats, a fin de que sean consideradas parte del patrimonio natural de la Provincia.

Multas

Recordemos que entre los animales que ya fueron declarados Monumentos Naturales se encuentran el Cóndor andino (Vultur gryphus), Choique o Suri cordillerano (Peteronemia pennata), Guanaco (Lama guanicoe), Tortuga del Macizo Extracordillerano del Nevado (Helenoidis donosabarrosi), la Liebre mara, criolla o patagónica (Dolichotus patagonum) y el Pichiciego (Chlamyphorus truncatus).

Ibarra indicó que si alguien caza una Liebre mara o un Piche se le debe sumar una penalidad por haber infringido una ley de Monumento Natural. “Debe constar en el acta de infracción que se transgredió la Ley N° 6599/98, y las penas deben ser ejemplificadoras. Hay mucho traficante de Cardenal amarillo y de Piche. De Liebres maras también, que es un animal vulnerable. Hay mucho delito con esos animalitos”, detalló.

Melchor explicó que la ley permitirá que se fijen multas y esto traerá consecuencias para las personas que atenten contra estas especies. “Normalmente las aves son las que más se secuestran y comercializan”, explicó Melchor, agregando que las penas van a endurecerse, ya que por ejemplo la multa por el tráfico de un Siete cuchillos pasa de $3.300 (leve) a $33.300 (muy grave), el Cardenal amarillo de $6.600 (leve) a $66.600 (muy grave). “El ejemplo más claro es el Águila coronada, que pasa de $33.000 a $ 222.000 de multa”, explicó el funcionario de Recursos Naturales. 

Símbolo Provincial

La senadora provincial Cecilia Páez propuso que el Cóndor andino, que ya es Monumento Provincial, sea declarado Símbolo Provincial y de esta forma, sea utilizado en documentos oficiales. “Ya se usa en escudos como la UNCuyo o la policía. Y debería usarse en documentos oficiales del gobierno provincial como ya se usa en muchos de los países andinos”, explicó.

Quieren sumarle 18.500 hectáreas al parque Provincial Aconcagua

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables busca ampliar la superficie del Parque Provincial Aconcagua en 18.500 hectáreas más de las 67.000 ya existentes, anexando la quebrada Benjamín Matienzo, ubicada en el departamento de Las Heras. De esa manera se conformaría un total de 85.900 hectáreas.

La quebrada Benjamín Matienzo constituye un espacio que se encuentra vinculado con el Parque Provincial Aconcagua. Sus componentes y características geológicas, fito y zoogeográficas hacen a esta una unidad ambiental de mucha importancia para la conservación.

La presencia de glaciares, sistemas de humedales conformados por vegas y cursos de agua superficial, especies endémicas de flora, entre otros, constituyen valores suficientes para incorporar la quebrada Benjamín Matienzo al Parque Aconcagua.

Por otro lado, su incorporación al Sistema de Áreas Naturales Protegidas dará impulso al desarrollo turístico ya existente y permitirá regular las actividades para que se desarrollen con mayor seguridad y preservando el medio ambiente.

Su proximidad con Las Cuevas aportará valor agregado a las actividades que puede ofrecer esta población, y el aumento de flujo de visitantes impactará directamente en el desarrollo de la zona.

Los límites del área a anexar se encuentran geográficamente definidos, al norte por la provincia de San Juan, al sur por la Ruta Nacional 7 (exceptuando las zonas con asentamientos permanentes y operativos, como Las Cuevas y destacamentos gubernamentales previos a la entrada del Túnel Internacional); al este por el Parque Provincial Aconcagua y, al oeste, por el límite internacional con la República de Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here