Proyectan procesar el potasio de Río Colorado en Malargüe

La delegación china que visita la provincia planea desarrollar una planta piloto con una producción reducida.

Una delegación del Instituto Nacional del Potasio de China llegó a Mendoza para realizar una inspección técnica del proyecto del yacimiento Río Colorado, en el sur provincial. El objetivo de la visita es determinar la factibilidad técnica y económica de avanzar en el emprendimiento, que quedó trunco hace cinco años. Ahora, se avanzaría en una planta piloto, con una producción considerablemente menor, y la industrialización se realizaría en Malargüe, en lugar de en Bahía Blanca, como tenía previsto la brasileña Vale.

El proyecto original ha tenido dos modificaciones sustanciales, ya que de los 4 millones de toneladas que se había planeado extraer por año, se pasó a una planta piloto que empezaría a trabajar con apenas 100 mil a 150 mil toneladas, con la posibilidad de crecer de acuerdo a cómo responda el mercado internacional.

Por otra parte, Vale había proyectado llevar el mineral a Bahía Blanca para su procesamiento, mientras la alternativa que se analiza es que la industrialización se realice en Malargüe, sin resignar calidad (que era una consideración de Vale). Con esto se reducirían los costos de logística y se crearían más puestos de trabajo en el sur provincial, aunque aún no se ha determinado cuántos, ya que dependerá de la escala del proyecto.

Cuando Vale llegó a la provincia, en 2009, tenía una inversión proyectada de 6 mil millones de dólares para poner en marcha la explotación y el precio internacional del potasio ascendía a 600 dólares la tonelada. El monto que debía destinar la empresa brasileña terminó trepando a 11 mil millones de dólares, al tiempo que el valor del mineral en el mercado cayó a 200 dólares la tonelada. De ahí que planteara que la ecuación no le resultaba viable y dejara el proyecto inconcluso en 2013.

LEÉR MÁS  El Team Olimpico Corre gran protagonista en la Media Maratón de Mendoza

Reingeniería de costos
El subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, explicó que se le solicitó a Vale que hiciera una reingeniería para reducir los costos, lo que implicaba bajar el nivel de producción y aprovechar la infraestructura asociada. De este modo, se llegó a un esquema que requiere de 1,5 millones de dólares de inversión, pero tampoco resultó atractivo para inversores australianos, norteamericanos e ingleses.

A partir de esto, el gobierno provincial apuntó a China, un país que alcanza el 20% del consumo mundial de potasio e importa el 50% de lo que utiliza. En noviembre, durante el viaje de autoridades provinciales por el sudeste asiático, el ministro de Infraestructura, Economía y Energía, Martín Kerchner, junto con Guiñazú, logró el compromiso del Shanghai Potash Engineering Research Center de visitar el yacimiento.

Ayer, Wei Chengguang se reunió con el gobernador Alfredo Cornejo para hablar sobre el proyecto. La comitiva estará en Río Colorado el viernes y sábado, para mantener la semana próxima una reunión con autoridades nacionales y representantes de Vale. El subsecretario de Energía y Minería de la provincia aseguró que la actual concesionaria ha manifestado su interés de retirarse, ya que vendió su división de fertilizantes hace un año -para eso se utiliza el potasio- y mantener las instalaciones que alcanzó a levantar en Malargüe le demanda dinero.

Las condiciones
Durante la conferencia de prensa, Wei Chengguang manifestó su interés en avanzar en el proyecto, pero también señaló que hay requisitos de infraestructura que deben cumplirse. Sobre esto, Kerchner explicó que el aumento de potencia requerido para la mina podrá ser abastecido por Portezuelo del Viento, cuando la extracción llegue a su nivel máximo, y que entre tanto se buscarán alternativas.

LEÉR MÁS  El Team Olimpico Corre gran protagonista en la Media Maratón de Mendoza

Asimismo, el ministro se refirió al nuevo de plan de logística, ya que quedó descartada la construcción de las vías ferroviarias para transportar el potasio, porque demandaría una inversión de entre 700 y 800 millones de dólares. “Se extenderá un tramo del tren Roca que va a Vaca Muerta, para que en una dirección lleve la arena que se utiliza para la estimulación hidráulica y en otra, transporte el potasio”, aclaró.

La operativa para cuando se recupere el precio
Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería, reconoció que recién se están iniciando conversaciones con las autoridades chinas, pero que la intención del gobierno provincial es que el proyecto del yacimiento comience a funcionar en un plazo no superior a 2 años.

Es que estiman que el mercado mundial de potasio seguirá con sobreoferta -lo que lleva a la caída actual del precio- durante los próximos 3 o 4 años. La idea es que la explotación esté operativa, aunque se trate de una etapa piloto, cuando la situación se revierta. “Si ponemos la mina en marcha, en el momento en que el precio aumente vamos a estar en carrera y no arrancando”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here