Proponen la venta de servicios como forma de financiamiento educativo

Ahora vino el apuro. El Gobierno y los partidos de la oposición quieren terminar el año con la ley de educación con tratamiento efectivo en el recinto de la Legislatura y por eso el viernes debatirán el proyecto en las escuelas, aunque con pocas chances de cambios de fondo.

Uno de los puntos clave es el financiamiento de la educación. El proyecto obliga al Estado a aumentar la inversión en educación. Para ello debe destinar “el treinta y cinco por ciento (35%) del Presupuesto de la Provincia o el 8% del Producto Bruto Geográfico (PBI) de la Provincia como mínimo”. El Gobierno tendrá un plazo de seis años para cumplir ese objetivo.

Pero hay más. En las escuelas generan ruido una serie de artículos relativos a la posibilidad de que las escuelas generen sus propios recursos. Aseguran que allí se abre una puerta para desligar al Estado de la responsabilidad de financiar la educación y que haya diferencias entre una y otras escuelas. “Las instituciones educativas que fabrican elementos, producen alimentos o presten servicios, podrán vender y distribuir los mismos en forma directa o por intermedio de entidades intermedias, quedando los ingresos obtenidos para el establecimiento”, propone la ley.

LEÉR MÁS  Fue absuelto el policía enjuiciado por matar a un joven en San Martín

El proyecto tiene varias novedades y muchos temas previsibles por la adaptación a la norma nacional. En primer lugar amplía la cantidad de años de educación obligatoria: las salas de 4 pasan a ser parte de la educación obligatoria y también se oficializa el secundario como obligatorio. Así son 14 los años de escolaridad que el Estado debe garantizar.

Pero también hay otra novedad respecto a los más chicos: la DGE se hará cargo del control y el seguimiento de los jardines maternales que brindan servicios a niños de entre 45 días y 3 años.

Hasta ahora había un vacío legal respecto al tema. “La Dirección General de Escuelas registrará, reconocerá, incorporará, inhabilitará, supervisará y evaluará la totalidad de servicios educativos de gestión privada que atiendan población de 45 días a 3 años en jardines maternales y jardines de infantes”, dice el artículo 169 del proyecto.

LEÉR MÁS  Buscan a una conductora que atropelló y abandonó a una nena en Godoy Cruz

Dentro del sistema de educación se incorporan sectores que hasta ahora habían sido anexados. Así, se reglamenta la educación rural, la educación en condiciones de encierro, las escuelas albergue, la educación domiciliaria y hospitalaria y se incluye dentro de la ley a la educación no formal y a la educación cooperativa, tema que en Buenos Aires generó polémica por las acusaciones de “docencia militante”. La intención es que en Mendoza estén abarcados en la ley de educación.

Respecto a las escuelas privadas se establece que pueden crear escuelas de ese tipo “las personas físicas y jurídicas de carácter privado, las confesiones religiosas inscriptas en el Registro Nacional de Cultos, los sindicatos, las mutuales y cooperativas u otras entidades”. Entre otras cosas, se les otorga el derecho a “recibir aportes financieros del Estado según la reglamentación que se establezca”.

Otras novedades es que se prevé la educación bilingüe para mantener culturas originarias y hay un capítulo dedicado a la evaluación de la calidad educativa, creando un sistema de indicadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here