Leonardo Hisa, exesposo de la empresaria asesinada en Tunuyán, Norma Carleti, tendrá que aguardar en la cárcel su juicio oral y público. Así lo resolvió la Justicia, que en las próximas horas lo enviará al penal.

El hallazgo de una de sus huellas en la casa de Carleti, la mala relación que mantenía con su ex mujer y las llamadas realizadas esa misma noche y al día siguiente al teléfono de Juan Carlos Guerrero -padre de los imputados como autores del crimen-, fueron los elementos que confirmaron su vinculación al caso.

LEÉR MÁS  Una mendocina seduce a hombres casados por Facebook y luego los extorsiona

El juez de Garantías, Oscar Balmes, sorprendió resolviendo la prisión preventiva. Los hijos del primer matrimonio de la víctima, su madre, hermana y otros familiares en la sala festejaron con un aplauso y lágrimas la medida.

La defensa de Hisa había sostenido que el móvil del hecho fue un robo, argumentando que los asesinos llevaban armas y que los mismos salieron de la casa con una mochila, sobre la cual hay datos erróneos y contradictorios por parte de la testigo principal (la policía que llegó primero al lugar).

LEÉR MÁS  Guaymallén exime de tasas a los comercios afectados por obras viales

Balmes negó el robo como la causa del crimen y señaló “existen demasiados elementos para descartar esa hipótesis”. Había cerca de $130 mil sobre la mesa que no fueron tocados la noche del crimen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here