Preocupación por el cierre de muchos viveros en Mendoza

A pesar de las intensas nevadas que llegaron tarde, Mendoza sigue en periodo de sequía. Desde Irrigación anunciaron que solo la cuenca del río Mendoza habría sufrido un aumento de agua, pero el resto sigue en situación “pobre”. Este pronóstico, que se viene repitiendo desde hace varios años, sumado a irregularidades en la gestión, ha provocado el abandono de casi todos los viveros municipales de la provincia. El triste escenario también se presenta en los viveros privados, donde la tendencia se inclina al cultivo de flora autóctona.

“Se han abandonado muchos viveros, casi todas las municipalidades tenían viveros y se han abandonado. Nosotros hemos pedido que se reactiven”, comentó Teresita Capezzone, de la Asamblea por el Árbol.

Son varias las causas que han llevado a este estado de abandono. Una es la falta de personal capacitado para entender la tierra y proyectar la vida de un espécimen vegetal a 30 años. “Queremos que se arme alguna tecnicatura en conservación de áreas verdes. Mucha de la gente a cargo no recibe ninguna capacitación, entonces le cuesta saber si regó mucho o poco. Muchos de los viejos conocedores de la tierra y especies se han ido jubilando y no se han encargado de transmitir sus conocimientos”, resumió la activista.

LEÉR MÁS  Comienza la primavera con espectáculos en toda la provincia

“La gente ya no viene como antes, por un conjunto de cosas. El clima nos ha perjudicado, con la lluvia se nos pudrieron varias plantas”, comentó Inés, encargada del vivero Las Candelas. “Las ventas han caído mucho, también por la temporada. La gente prefiere llevar más plantas secas”, añadió Irma, del vivero El Plata, de Godoy Cruz.

Otro tema tiene que ver con el gasto y la mala administración de estos sectores. “Un vivero es de las cosas más baratas que puede mantener una municipalidad. Pero hay gente muy entusiasmada con estar detrás de una computadora y no en agarrar una sapa”, concluyó, crítica, Capezzone.

En Guaymallén, la situación del invernadero municipal se agravó aún más por un robo sufrido hace unos meses. “Es muy triste el estado de nuestro vivero. Sufrimos un robo, lo desmantelaron. Hacía varios años venía en decadencia, disponemos de poca agua, trabajamos a un 30% y con mucha polenta”, comentó la directora de Espacios Verdes, Soledad Llames.

LEÉR MÁS  Le robaron el auto a un policía en el Parque San Martín

“No hay semillas, ni masetas ni herramientas de trabajo. Pedimos a la comunidad que se comuniquen para donarnos semillas, palas, y todo elemento útil para el trabajo de la tierra. El municipio no cuenta en estos momentos con los recursos para sacar a flote el vivero, pero creemos que es fundamental refuncionalizarlo”, acotó la funcionaria.

En tanto, Godoy Cruz y Luján no cuentan con un vivero propio. Desde Godoy Cruz indicaron que se está trabajando en la posibilidad de abrir un vivero de plantas autóctonas en conjunto con el área de Recursos Naturales de la Provincia.

Luján, si bien no cuenta con un vivero municipal, tiene en Perdriel un espacio dependiente de la provincia que funciona con empleados de planta departamental. “No contamos con un espacio propio, pero a través de un convenio tenemos uno de la provincia que se mantiene con agentes municipales”, aseguró Federico Jurin, director de Espacios Verdes de Luján de Cuyo.

Advirtió, además, que se está trabajando en remontar el “estado de abandono” de espacios verdes producto de la desinversión de años anteriores.

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here