Posible intento de rapto de una niña en Malargüe

La nena se asustó al ver que de un auto bajaba un hombre corriendo hacia donde estaba ella y buscó refugio en una despensa.

Un hecho atípico ocurrió ayer en Bardas Blancas, Malargüe, y generó una investigación. Allí una niña de 10 años de edad pensó que iban a secuestrarla y se refugió en un comercio. Cinco sospechosos que dijeron ser turistas fueron aprehendidos y quedaron alojados en la comisaría 24.

La fiscal Andrea Lorente se refirió al hecho y explicó a Los Andes que la menor caminaba sola en Bardas Blancas cuando vio un auto que se detuvo.

Luego, el conductor del rodado giró en “U” con dirección hacia ella y del interior salió un hombre que comenzó a correr hacia donde estaba. Ante esto, la niña huyó hacia una despensa y, en el trayecto, el sospechoso se cayó.

LEÉR MÁS  Por el Zonda suspendieron las clases en todo el Valle de Uco

De acuerdo a su relato, la niña logró refugiarse en el interior de una despensa cercana.

El hombre que la seguía ingresó también al comercio y pidió algunas cosas pero, al momento de pagar, dijo que se había olvidado la billetera en el auto por lo que regresó al rodado. Luego volvió a la despensa, pagó la mercadería y se retiró del lugar.

Operativo cerrojo
A quienes atendían la despensa les resultó llamativo el hecho y creyeron en la versión de la pequeña, por lo que dieron aviso a la Policía sobre lo ocurrido. Desde la fiscalía se ordenó un operativo cerrojo y minutos después los uniformados detuvieron la marcha del auto sospechoso, un Volkswagen Bora de color gris.

LEÉR MÁS  San Rafael instaló su Banco Rojo en contra del femicidio

Lorente precisó que en el rodado viajaban cinco hombres, quienes fueron aprehendidos y trasladados a la comisaría 24. En tanto, el auto quedó secuestrado y será peritado.

Al momento de declarar, los hombres manifestaron ser turistas que provenían de Santa Cruz. Aseguraron que tenían como destino la provincia de Santa Fe y habían pasado por Mendoza para pasear.

Por su parte, la niña indicó que los sospechosos nunca le hablaron ni la tocaron.

La fiscal aclaró que están investigando lo ocurrido para confirmar si se trató o no de un intento de secuestro.

No obstante, hay ciertos puntos que llaman la atención en la investigación, por lo que la causa continúa su instrucción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here