Además, como parte del programa, todas las delegaciones asistieron a la conferencia “Vino y Naturaleza”, en la que expusieron especialistas en la materia.
La delegación de Mendoza que se encuentra participando por estos días de la Asamblea General Anual de las Great Wine Capitals en la ciudad de Porto, fue junto con el resto de las comitivas, parte de una degustación internacional de vinos.
Acompañados por el EMETUR, representantes del sector privado vinculados al enoturismo en Mendoza -que viajaron haciendo un gran esfuerzo económico- y ProMendoza, conformaron el equipo que estuvo al frente de la International Wine Tasting que se desarrolló en el hotel Yeatman.
Cada una de las Grandes Capitales del Vino – Adelaida, Australia; Bilbao/Rioja, España; Burdeos, Francia; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; Mainz, Alemania; Mendoza, Argentina; Porto, Portugal; San Francisco/Napa Valley, Estados Unidos, Valparaíso/Valle de Casablanca, Chile; y Verona, Italia- expuso diferentes etiquetas representativas de la región.
El stand de Mendoza fue uno de los más concurridos de la degustación, no solo por la calidad indiscutible de nuestros vinos, sino también por la calidez de la delegación mendocina, que estuvo en cada detalle.
Conferencia “Vino y Naturaleza”
Como parte del programa de la asamblea general anual, se desarrolló la conferencia Wine and Nature, en cuya apertura, el alcalde de la ciudad de Porto, Rui Moreira, ofreció una cálida bienvenida al auditorio. La conferencia estuvo dividida en dos módulos: Cómo los consumidores perciben las estrategias de responsabilidad ambiental en la producción vitivinícola, y -en la segunda parte- ejemplos reales de esas estrategias sustentables.
Erik Wolf, presidente y CEO de la (WFTA) World Food Travel Association expuso sobre prácticas sustentables para el medio ambiente: reducir, reusar, reciclar.
También describió los distintos perfiles de los enoturistas, entre los que se encuentran los “localistas” (un 35% de los viajeros actualmente), que eligen restaurantes con gastronomía del lugar manejados por sus dueños preferentemente, cafés chiquitos en vez de las grandes cadenas y experiencias gourmet. A estos turistas les importa la procedencia de los productos.
Los enoturistas “orgánicos” eligen lugares naturales y con productos orgánicos, y experiencias gastronómicas que apoyan estas prácticas. Visitan huertas y granjas y les importa la salud.
Los turistas, de distintos perfiles, buscan diferentes experiencias. Y los destinos emisivos también pueden clasificarse por sus diferentes personalidades y preferencias. Así, por ejemplo, los turistas oriundos de Portland, se fijan en el presupuesto que tienen para gastar, buscan lo orgánico y lo local. Los londinenses, por su parte, son más de lo gourmet, lo social e innovador.
La exposición continuó con la explicación de cómo es el proceso de pensamiento de un enoturista (búsqueda, debate; experiencias, ajustes; reflexionar y compartir) y las oportunidades emergentes frente a la diversidad de publicaciones: las soluciones están en las fuentes online como revistas digitales, aplicaciones móviles, y por supuesto, los comentarios, las fotos y los videos compartidos por otros turistas en la web.
Luego fue el turno del portugués António Graca, miembro fundador de PORVID, una asociación que preserva la genética de las variedades nativas de vides de Portugal. El especialista explicó el trabajo realizado en el centro de conservación de todas las variedades de vides nativas del mundo. Este “banco” se encuentra cerca de Lisboa y posee muestra de todos los ejemplares del mundo con el objetivo de estudiarlos y preservarlos.
En el segundo módulo de la conferencia un panel de expositores ofreció ejemplos concretos de estrategias de responsabilidad ambiental. Especialistas de Sudáfrica, España y Portugal compartieron sus experiencias basadas en la biodinámica, la sustentabilidad, el balance entre naturaleza y agricultura, eficiencia energética, etc.
LEÉR MÁS  Pescaron al abuelo narco de Guaymallén

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here