El ex gobernador Francisco Pérez reapareció, pero para renunciar. “Un afectuoso abrazo peronista”. Así termina la carta en la cual Paco renuncia al cargo de presidente del PJ mendocino, algo que le habían exigido por lo bajo luego de las elecciones del año pasado y ya a viva voz más adelante.

Pérez envió una carta al Consejo del Partido Justicialista donde renuncia, agradece y también pide una autocrítica al partido. “El motivo de esta carta es presentar mi renuncia como presidente del Partido Justicialista, cargo que asumí y he ejercido hasta hoy con el máximo orgullo y responsabilidad”, dice Pérez en la misiva

“La decisión que he tomado se fundamenta en la convicción de que un militante de nuestro movimiento siempre debe actuar reflexivamente, procurando fortalecer la organización, y permitiendo que la revisión, la autocrítica y el debate redefinan los roles institucionales”, asegura el ex Gobernador.

Pérez se alejó de la vida pública desde que dejó el cargo el 9 de diciembre pasado. Sin embargo seguía siendo el presidente del PJ local, cargo con el que lo habían ungido para tratar de ordenar detrás suyo al partido mientras gobernaba. En la realidad eso no ocurrió y las sucesivas derrotas electorales limaron la legitimidad y la autoridad de Paco dentro del partido.

Pérez aprovecha para avanzar sobre el nuevo rol del PJ como oposición. “La sociedad nos ha dado hoy la responsabilidad de ser quienes debemos controlar al actual Gobierno. Por ello, entiendo que los aportes que tenemos que hacer deben orientarse hacia la obtención de beneficios para la gran mayoría de mendocinos y argentinos”, dice el ex Gobernador y, en ese sentido, cuestionó al Gobierno.

“Hoy es el momento de allanar todos los caminos para que nuestros compañeros Intendentes y legisladores puedan desarrollar plenamente su gestión frente a un nuevo escenario político que se avecina complejo, frente a un gobierno cuyas ideas centrales parecen conducirnos inexorablemente a la destrucción de empleos y la disminución de ingresos de los trabajadores”, menciona.

Como “ex” presidente del PJ, pidió autocrítica y la apertura hacia las nuevas generaciones de dirigentes. “Creo que la derrota electoral nacional y provincial nos impone a los dirigentes una autocrítica que permita corregir errores hacia el futuro, aprender del pasado reciente y fundamentalmente actuar con grandeza.

Viene una etapa de construcción política más horizontal y con ella la oportunidad para miles de militantes que construyen desde el llano, en este marco todos debemos ayudar sin mezquindades, a que sean los protagonistas del peronismo que viene”, propone.

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here