Las dimensiones de la planta de personal de la OSEP se asemejan a su cantidad de socios: 388.000 afiliados no son poca cosa en una Provincia con 1.738.729 habitantes (lo que arroja que uno de cada 5 mendocinos es afiliado a la obra social). Tampoco lo es la cantidad de personas que trabajan en la obra social: 3.500 empleados. Este número arroja una proporción realmente sorprendente: hay un empleado cada 110 afiliados. Esta situación debería traducirse en que la obra social funcionara como un mecanismo de relojería. Pero esto no pasa.

Según el senador Jorge Palero (UCR), quien realizó una investigación que arrojó datos escandalosos como el de los pases a planta (ver más abajo), son incontables las deficiencias de servicios, los reclamos y las quejas de los afiliados a los que cada vez les recortan más los servicios de salud de los que pueden hacer uso a través de esta obra social.

    Pero quizás el dato más exótico de los obtenidos por Palero sea que, del total de la nómina de personal, un poco menos de la mitad se desempeñan en el edificio central. La situación es prácticamente imposible, “a menos que estén acumulados unos encima de otros”, reveló el senador.

Resulta difícil de creer que 1200 empleados puedan trabajar en un mismo edificio cuando es casi la misma cantidad de empleados públicos que tiene el municipio de Godoy Cruz pero para cumplir con todas las tareas que demanda la administración pública de una comuna.

Una deuda de 400 millones

A pesar de que cada uno de estos socios le aportan a la OSEP el 3 % de sus salarios, la obra social ha ido acumulando una deuda que a fin de año –según cálculos del legislador- se acercará a los 400 millones de pesos.

Según detalla la información proporcionada al radical, OSEP mantiene con los proveedores un atraso de 5 meses en los pagos. “Esto trae aparejado sobreprecios, suspensión del servicio y una forma inadecuada en las compras, además de priorizarse el pago a algunos proveedores amigos del Estado”, sentencia el informe.

LEÉR MÁS  Detectaron importantes niveles de toxicidad en el río Tunuyán usando gusanos

    La explicación proporcionada al respecto es que la deuda corresponde a las prestaciones extras que OSEP brinda después de la sanción de leyes como la de Discapacidad (en la que se debe cubrir el 100 % de los tratamientos a los afiliados) y la de Fertilización Asistida.

 

Las deficiencias en los servicios

Lo cierto es que, con deuda o sin ella, los servicios son deficientes. Los turnos, tratamientos, prótesis y operaciones quirúrgicas programados, entre otros, tienen demoras de entre seis meses y un año.

Por otra parte, los hospitales que administra la obra social (Del Carmen, Fleming, Virgen de la Misericordia) padecen la falta de insumos y de reparación de los equipos con los cuales trabajan. La asistencia en prestaciones bioquímicas, odontológicas, de radiología y demás, no reciben a los afiliados de la obra social por las deudas que esta mantiene con ellos. Y en el caso de que los atiendan, se les cobra un coseguro que equivale casi a asumir la prestación de manera particular.

Otro aspecto preocupante es la falta de respuesta a las necesidades de los más pequeños, ya que el Fleming deriva constantemente pacientes al Notti por no contar con los insumos ni la aparatología en condiciones, así como tampoco con los profesionales necesarios para atender a los chicos.

 

La información más difícil de conseguir

Según cuenta el legislador, dar con esta información fue realmente una gesta. Fue personalmente a buscar los datos unas nueve veces, cuatro de las cuales, lo acompañó un escribano público para dejar por sentado que los datos que deberían ser públicos, le eran negados.

Finalmente se realizó una intimación e intervino Fiscalía de Estado. Ahí fue cuando ya no le pudieron negar los datos requeridos.

LEÉR MÁS  Mendoza sufrirá temperaturas extremas todo el fin de semana

A Palero le llevó cinco meses conseguir los datos que, de contarse con una ley de información pública, ni siquiera deberían pedirse, sino publicarse en una página web al alcance de toda la población pero especialmente de todo afiliado que desee saber cómo se administra el dinero que aporta mensualmente y por el cual no es atendido en la mayoría de los efectores sanitarios que antes recibían la obra social.

 

El festival de pases a planta

Si algo le faltaba a la saga de pases a planta de la gestión de Francisco Pérez era batir el récord de Guaymallén, que nombró a 640 empleados en nueve días. Pues en OSEP se logró: hubo 253 nombramientos en una sola jornada, tal como se desprende del informe radical.

A continuación, se detallan algunos de los casos más polémicos:

-Emilio Piantini, según resolución 601, se lo nombra en un cargo de planta permanente clase 15 con función de Jefe de Departamento de segundo nivel. El 1 de octubre de este año, Piantini renuncia al cargo de Director de Servicios Turísticos del Ministerio de Turismo de la Provincia, siete meses después de haber sido nombrado en la OSEP. Lo que llama la atención es que, en el expediente requerido a Fiscaliza de Estado, la OSEP con firma de Claudio Viadana (Director de Recursos Humanos) informa que el señor Piantini comienza a cumplir funciones al día siguiente de la notificación, y figura que el mismo da fe de que fue notificado el 27 de abril, por lo cual ha sido un jefe de departamento sin trabajar.

-Federico Sebastián Paparini, según resolución 601, se lo designa en un cargo de planta permanente clase 15 con función de Jefe de Departamento de segundo nivel. Además en la misma resolución se lo incorpora adicional con tiempo completo. Paparini, por decreto 445 con fecha 27 de marzo de 2013, fue designado a partir del 1 de abril de 2013 en el cargo de Asesor de la Gobernación, con funciones de Secretario Privado del Secretario General Legal y Técnico de la Gobernación, el cual ocupa hasta hoy. También en el mismo decreto se hace reserva de su cargo clase 10 del Ministerio de Seguridad. Al día de hoy, en la página web del Ministerio Secretaria General Legal y Técnica se lo puede encontrar a Paparini con teléfono de contacto en el cargo de Secretario Privado anteriormente nombrado.

LEÉR MÁS  Julieta Silva fue trasladada a su nuevo domicilio

-Felisa Córdoba (Esposa del Jefe de Recursos Humanos), según resolución 601 se la designa en un cargo de planta permanente (sin antigüedad alguna) de clase 4 con función de Auxiliar Administrativa. En la misma resolución subroga a clase 12 encargada en primer nivel.

-Claudio Viadana (Jefe de Recursos Humanos de la OSEP), según resolución 2247 del 23 de septiembre de 2015, se lo efectiviza en clase 17 con la función de Subdirector de Administración de Personal en OSEP (Orden 167).

-Gustavo Agüero, según resolución 2247/15, se lo efectiviza en clase 17 con función de Subdirector, siendo que según la resolución 2795/11 de 1 de diciembre de 2011 había sido designado en planta permanente en OSEP. Dos meses después, la resolución 54 del 30 de enero del 2012 lo nombra adscripto como Secretario Privado del entonces Ministro de Desarrollo Social y Derechos Humanos de Mendoza, Guillermo Elizalde. Luego, el 6 de febrero de 2014 se emite la resolución 119 por la que se solicita la adscripción de Agüero al Ministerio de Tierras Ambiente y Recursos Naturales, cargo que ejerce en la actualidad. Es decir, que se nombra en la OSEP a un director que no cumplió nunca su función en la obra social.

Fuente: Unidiversidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here