Se barajan muchas cartas en un mismo mazo y luego de conocerse la resolución de no aplazar alumnos en escuelas primarias, se abrió el debate en torno a las falencias (grandes falencias) de la educación argentina. Si bien se trata de una medida a aplicarse en Buenos Aires, se habla de su extensión al resto de las provincias.

Cambia la escuela primaria. A partir de 2015, en la provincia de Buenos Aires, no habrá aplazos, los niños podrán adeudar materias (previas) y el boletín de calificaciones será la ”libreta de trayectoria”.

La resolución que establece los cambios es la 1057/14 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, firmada por la titular, Nora de Lucía, y por el vicepresidente del Consejo General de Cultura y Educación, Claudio M. Crissio.

El presidente del Consejo Superior, Marcelo Zarlenga, explicó en declaraciones radiales: ”Es un proceso que se inicia en 2009. Se pone eje en las condiciones institucionales de los alumnos. Se trabaja en el tema de proponer cuestiones para diseñar diferentes alternativas para intervenir”. Y agregó: ”El énfasis tiene que estar puesto en los procesos de aprendizaje. Se busca que el chico tenga distintas oportunidades de aprender. El tema del 1, 2 y 3 no cambia el parámetro de la aprobación, que es el 7; y la nota mínima es el 4, que equivale al chico que no ha aprobado”

LEÉR MÁS  Se robaron camisetas de la Selección en Luján

Con el ”propósito” de ”ofrecer a los niños/as espacios de evaluación de su desempeño y de los aprendizajes como instancias de reconocimiento de sus progresos y de identificación de «lo que falta aprender»”, el nuevo diseño curricular apunta a no ”estigmatizar”.

El primero y el segundo año de la escuela primaria serán una ”unidad pedagógica” de ”dos años cronológicamente consecutivos”. En ese lapso, ”los tiempos y las situaciones didácticas propiciarán el avance de todos los niños en el primer contacto con los contenidos del diseño curricular”.

LEÉR MÁS  San Martín: un picado de barrio terminó con un adolescente acuchillado

Los niños podrán adeudar hasta dos materias (de un total de seis) y avanzar al año siguiente. Tendrán tiempo hasta diciembre para recuperar los contenidos, si no consiguen los objetivos pedagógicos entonces sí repetirán.

Zarlenga enfatizó: ”Se busca incluir [a los chicos] en el sistema. Esto no es una flexibilización de las exigencias, sino un cambio en los métodos de evaluación”. Informó que esto se viene trabajando desde hace tiempo y tiene que tener un acompañamiento del Estado.

Al proponer tratar este tema, ésta fue una de las respuestas recibidas:

LEÉR MÁS  El futbolista que atropelló, mató y se fugó en San Rafael estaba borracho

“No hay ”eliminación de aplazos”, el que tenga menos de 4 está ”A-PLA-ZA-DO”. ¿Para qué siguen mintiendo a la gente y generando todo tipo de reacciones? Ya desde el Ministerio de Educación lo volvieron a explicar y siguen insistiendo con la mala onda. Paren de jodernos la vida.” (Reservamos la identidad).

Por otro lado, otro consultado prefirió responder con palabras del compositor Enrique Santos Dicépolo (músico, dramaturgo, cineasta y peronista):
“Resulta que es lo mismo ser derecho que traidor
Ignorante, sabio o chorro generoso o estafador 
Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor 
No hay aplazaos ni escalafón…”

Cada uno analice el tema con juicio, sacando sus conclusiones con argumento y criterio y, de ser posible, elevar propuestas renovadas que sumen y aporten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here