Se apartó un magistrado, se trata del juez Ariel Hernández, quien fue recusado por la familia de Genaro Fortunato. Ahora deberá sortearse un reemplazante.

El juez Ariel Hernández, uno de los encargados de llevar adelante el juicio oral contra Julieta Silva, decidió apartarse de la causa luego de ser recusado por familiares de la víctima, Genaro Fortunato.

LEÉR MÁS  Asaltaron un bar y a sus clientes en Godoy Cruz

De esta manera, el Tribunal presidido por el juez penal Rodolfo Luque deberá sortear un reemplazante y se espera que la elegida sea María Eugenia Laigle, ya que es la única magistrada considerada para intervenir en la causa.

El otro juez que está a cargo es Julio Bittar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here