por Christian Sanz

Que a Norma Trigo la persigue la polémica, parece una verdad de Perogrullo. Es que, entre los escándalos por sobreprecios en compras diversas y la muerte de la pequeña Leonela Rosales, ahora se sumó un nuevo documento que promete traerle nuevos dolores de cabeza.

Se trata de una misiva a través del cual la propia intendenta de Santa Rosa le pide al gerente del Banco Nación que le transfiera $ 156.709 desde la cuenta de la municipalidad a su propia caja de ahorro.

Ello a efectos de que sean abonados supuestos haberes que se le adeudaban desde la gestión anterior, parte de los cuales tienen que ver con su desempeño como concejal en tiempos de Sergio Salgado como mandatario comunal.

Las críticas por parte de la oposición no se hicieron esperar, sobre todo porque esto ocurre en medio de la falta de pago a los contratados de la Municipalidad, donde, dicho sea de paso, han echado ya a varios profesionales.

“El dinero le corresponde, pero parece que no era el momento de hacer lo que hizo, en medio de tanto ajuste”, sostuvo un edil del PJ al Post.

Entretanto, dos cuestiones están por agregar más condimento a la cuestión: por un lado, el hecho de que Trigo se compró un Volkswagen Voyage 2018 —que no baja de los 300 mil pesos—; por el otro, el hecho de que el secretario de Gobierno, Marcos Nuarte, volvió a viajar a Miami.

Se insiste: todo esto ocurre en medio de ajustes y despidos varios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here