Con ayuda nacional, el Gobierno mejoró la oferta de aumento salarial para los docentes, llevando el porcentaje máximo al 22,6% hasta julio y el compromiso de volver a negociar un aumento para el resto del año. Pero la propuesta no llegará a ser debatida en las escuelas porque el SUTE la rechazó de plano y ese gremio ya se prepara para ejecutar medidas de protesta: el viernes son los plenarios departamentales donde comenzará a gestarse el plan de lucha.

    ”No podrán mejorar la oferta”

La paritaria pasó a un cuarto intermedio para el lunes, pero el camino parece cerrado, pues el gremio irá a esa reunión con el mecanismo de consulta ya detonado. Y en el Ejecutivo aseguran que no podrán mejorar la oferta. Sí se comprometieron a igualar el salario mínimo que acuerde la Nación (que podría ser de $8500 desde agosto), pero siempre y cuando desde Casa Rosada llegue ayuda financiera para ello.

LEÉR MÁS  Godoy Cruz: se agarró a piñas y terminó apuñalado

La clave de la tensión está no tanto en el monto, sino en la forma. El Gobierno insiste en aplicar gran parte del incremento en base al ítem aula, para premiar a los docentes que dan clases. Ayer mejoraron la oferta “blanqueando” ese ítem y permitiendo que lo cobren sin descuento quienes tienen licencias por enfermedad laboral o por maternidad.

LEÉR MÁS  Una anciana fue asaltada en su casa de la Quinta y le robaron alrededor de $1 millón

El gremio va por la anulación de esa metodología y prometen una pelea nacional por el tema. Así, todo parece encaminarse a un inicio de clases conflictivo.

Se viene la guerra

El Gobierno asegura que mantendrá la oferta cueste lo que cueste. Por las dudas, ya tienen preparada una batería de medidas para enfrentar el conflicto: descuentos para quienes hagan paro, más control y judicialización en caso de que haya cortes de rutas o calles.

LEÉR MÁS  La aparición de ratas muertas en una escuela de Ciudad generó preocupación entre padres

    ”La provincia que está quebrada”

“No podemos descontextualizar nuestra oferta. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una provincia que está quebrada.” dijo el ministro de Gobierno Dalmiro Garay.

En el gremio se preparan para la guerra y “con refuerzos”. “El ítem aula genera el rechazo de todos los gremios del país. Tenemos el apoyo de todos en caso de medidas de fuerza. Mientras sigan insistiendo con este ítem discriminatorio no habrá acuerdo”, dijo Adrián Mateluna, secretario General del SUTE.

El lunes será la próxima reunión paritaria.

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here