Desde hace varios años se ignoran las protestas sociales y no se atienden sus reclamos. Nadie se ha percatado de que la sociedad es un nuevo partido que ha salido a representarse a sí mismo. El país se encuentra ante una coyuntura crítica. El Estado está al servicio del líder e ignora las demandas de la sociedad. Carece de la organización, es un Estado incapaz de brindar los bienes públicos esenciales que requiere cualquier sociedad moderna para promover el desarrollo humano: seguridad, justicia, educación, salud, infraestructura básica y cuidado del medio ambiente.

Para el socialista, Alberto Montbrun ”esto sucede porque no se ha estado escuchando a quienes representamos”.

Las protestas ponen de manifiesto que tenemos un serio problema institucional. Considerando que estamos a punto de cumplir treinta años de democracia, es importante preguntarse cómo es posible que decenas de miles de argentinos deban salir a la calle para expresar su malestar y desazón. Sin embargo, ”ayer nuevamente, específicamente en nuestra Provincia, la gente ha tenido que salir a la calle a reclamar por seguridad, cuando en realidad deberían estar en sus casas, en sus trabajos, haciendo sus tareas cotidianas, llevando a sus hijos a la escuela y no enterrando a quienes se ama. Somos nosotros los políticos los que deberíamos garantizarles su derecho a vivir seguros y sin embargo son ellos quienes salen a recordarnos para qué estamos acá, ocupando cargos que ellos mismos financian. Nosotros no queremos esto, nosotros queremos representar los mendocinos que desea para su vida el vivir en un país normal. Queremos escuchar y estamos escuchando a la sociedad que todos los días nos hace su llamado de atención” argumentó el candidato por el socialismo mendocino.

”Desde el socialismo no podemos decirles cuándo y a qué hora podremos terminar con la ola salvaje de inseguridad. Sabemos que los problemas no se solucionan de la noche a la mañana. Requieren tiempo,” declaró Alberto Montbrun, quien además afirmó que ”lo que sí podemos decirles es que los estamos escuchando y que estamos trabajando en políticas sociales de inclusión efectivas que permitan reducir la grosera marginalidad actual, que ha generado la franja de 65.000 jóvenes, de entre 15 y 24 años, que no estudian ni trabajan y que son el principal factor de inseguridad. Estamos en contra de la baja de la edad de imputabilidad de los menores. Ningún pibe nace chorro. Son necesarias políticas de estado de nación, provincias y municipios en materia de educación, salud y trabajo para la juventud. Esto no es un proyecto de campaña, es el proyecto en el que venimos trabajando desde el 2011, año en que luego de las elecciones presidenciales decimos reafirmar nuestro compromiso de seguir caminando juntos para lograr la Argentina que queremos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here