Los trabajadores de la Municipalidad de Luján salieron a la calle por la falta de pago y la tensión crece. Las protestas se trasladaron a la puerta de la casa del gobernador Francisco Pérez, donde más de 300 empleados prendieron fuego a cubiertas y reclaman.

El ingreso al barrio Jardín Miraflores, de Carrodilla, está copado por la protesta.

LEÉR MÁS  Tres hombres se tirotearon con policías en San Martín

Los vecinos de Luján también se han quejado por la falta de servicios. Todo ocurre a pocos días de que el intendente Carlos López Puelles deje su cargo, cuestión que ocurrirá el viernes (una semana antes del cumplimiento del mandato).

La entrada a la Municipalidad también está cortada por otros municipales. Lo mismo ocurre en la ruta 40 y en distintas arterias clave de Luján. La decisión de cortar en distintos sitios la tomó el gremio de los municipales porque, dicen, ”se pasan la pelota entre el Gobernador y el Intendente” para ver quién tiene la culpa”.

LEÉR MÁS  Quemaron y asesinaron a un hombre en Godoy Cruz

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here