Durante la reunión Alberto Montbrun afirmó que desde el Frente Amplio Progresista se encuentran trabajando en ”políticas sociales de inclusión efectivas que permitan reducir la grosera marginalidad actual, que ha generado la franja de 65.000 jóvenes, de entre 15 y 24 años, que no estudian ni trabajan y que son el principal factor de inseguridad. Estamos en contra de la baja de la edad de imputabilidad de los menores. Son necesarias políticas de estado de nación, provincias y municipios en materia de educación, salud y trabajo para la juventud.”

”En Argentina se requieren de políticas públicas no clientelares para luchar contra la desigualdad y la marginalidad”, lo aseveró el Diputado Nacional Juan Carlos Zabalza en su paso por la ciudad de Mendoza. Además el referente santafesino indicó que ”el Estado tiene que funcionar con participación ciudadana, con control de su funcionamiento, donde las políticas públicas se discutan en función de planes estratégicos, porque los problemas se solucionan sólo si los abordamos en conjunto, de acuerdo a la idea de país que queremos, no a partir de la voluntad exclusiva de alguien”.

En este sentido, el Presidente del bloque socialista en el FAP recordó que ”el verdadero acceso a igualdad de posibilidades no termina en el derecho político de votar, debemos lograr políticas públicas que garanticen la igualdad en el acceso a la justicia, la educación, la salud, el trabajo”. Alberto Montbrun continuo la ideal al afirmar que ”si tomamos como fuente la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que realiza el Indec, encontramos que en el 4° trimestre de 2012 la tasa de desocupación general era de 6,9 %, pero que asciende al 13,4 % entre los menores de 29 años. Si profundizamos el análisis, se destaca que la franja crítica del desempleo es entre los 18 y los 25 años con una tasa promedio de 17,5 %, y un pico 25,2 % a los 18 años”.

El candidato socialista Alberto Montbrun sostuvo que ”paralelamente el índice de escolaridad pasó de 38,27 % en 2008 a 40,42 % en 2012, aumentando sólo 2,15 %. Eso significa que mientras 44.000 jóvenes ingresaron al sistema educativo, más de 32.000 han pasado a engrosar la categoría de NINI (ni estudia, ni trabaja) en estos cuatro años”. Montbrun reclamó así por ”políticas públicas que incluyan a este rango etario” y relacionó la ausencia de las mismas con ”el aumento de hechos delictivos. Buscar una sola causa para el delito es una actitud reduccionista y absurda, pero más absurda aun resulta la conducta de gobiernos que, mientras postulan que el problema es multicausal y complejo gastan plata en patrulleros, motos y otras estupideces en vez de preocuparse vigorosamente por incrementar la calidad de vida de nuestro agobiado colectivo social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here