Ministerio de Salud realizó la Categorización de las maternidades privadas de la provincia

Con la Resolución 3009, la Provincia categorizó todas las maternidades privadas, que se suman a las públicas que fueron categorizadas en el 2014. Posibilitará que toda madre y todo niño tengan derecho a un parto seguro y respetado y las mamás podrán ser atendidas en el lugar que según su complejidad requiera, así como los prematuros aumentando su sobrevida.
El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes realizó la Categorización de las maternidades privadas de la Provincia en base a la Resolución 495/14 de la Secretaria de Salud dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

Esta categorización se realizó anteriormente para las maternidades públicas en el 2014, con lo cual se armó una red perinatal de derivación teniendo en cuenta la complejidad de la madre y el niño. En el sector privado sólo se conocían el número de nacimientos y defunciones de recién nacidos.

Los objetivos de esa acción son: asegurar el acceso equitativo de todos los individuos a los servicios de salud, sean estos de carácter público estatal, no estatal o privados. Y que toda madre y todo niño tengan derecho a un parto
seguro y respetado y la mamá a ser atendida en el lugar que según su complejidad requiera. Así como que todos o la mayoría de los bebes menores de 1500 gramos nazcan en maternidades III B, con las condiciones necesarias para
atenderlos.

La ministra de salud, Elisabeth Crescitelli, resaltó la importancia de contar con esta herramienta: “Somos la primera provincia que lo hace y esperamos que todas las mamás tengan a sus hijos en una maternidad según la complejidad de su embarazo. En Mendoza nacen por año alrededor de 30.000 niños, de los cuales el 54% nacen en el sector público y el resto en el sector privado, por lo tanto contar con la categorización ahora en el sector privado es muy relevante”.

“Teniendo en cuenta que la mortalidad materna es una tasa que está estable desde hace varios años, se decidió realizar un trabajo con las maternidades privadas para evaluar la complejidad con la que constaba cada una y así poder determinar cuál era el mejor lugar para el binomio madre hijo según la complejidad de cada caso”, agregó Crescitelli.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, recalcó la importancia que esto tiene en relación a los bebes prematuros: “Si bien en Mendoza nacen pocos prematuros al año, son entre 330 y 350, esos niños, para tener buenos resultados, tienen que nacer en una maternidad acorde a su complejidad, es decir en una maternidad III B. Lo que se había detectado es que el 40% de los niños que nacen en el sector privado que son menores de 1.500 gramos, nacen en maternidades que no les corresponden, o sea, no tienen la capacidad para poder atenderlos”.

LEÉR MÁS  Mendoza Food Park, el primer shopping gastronómico a cielo abierto del país, abre hoy sus puertas

“Actualmente en Mendoza desde hace varios años la tasa de sobrevida de los prematuros de menos de 1.500 gramos es cercana al 70%, para poder mejorar estos indicadores es fundamental que nazcan en el lugar que les corresponde según su complejidad de ahí la gran importancia de contar en la Provincia con todas sus maternidades categorizadas”, finalizó Sagás.

Categorización Maternidades Privadas

Clínica A Mano Categoría II.
Clínica Ateneo Categoría II.
Clínica de Cuyo Categoría III B.
Clínica del Este Categoría II.
Clínica del Sol Categoría II.
Clínica del Sur Categoría II.
Clínica Esperanza Categoría II.
Clínica Luján Categoría II.
Clínica San Miguel Categoría II.
Clínica Santa Clara Categoría II.
Clínica Santa María Categoría III B.
Clínica Santa Rosa Categoría II.
Hospital Español Categoría III B.
Hospital Español del Sur Categoría II.
Hospital Italiano Categoría III A.
Hospital Santa Isabel de Hungría Categoría III B.
Hospital Virgen de la Misericordia Categoría III B.
Policlínica San Rafael Categoría II.
Policlínico Atuel Categoría II.
Sanatorio Argentino Categoría II.
Sanatorio GASA Categoría II.
Sanatorio Regional Categoría II.
Incumbencias de los servicios del Segundo Nivel o Categoría II.

La presencia de estos factores de riesgo será detectado en el primer nivel de atención y adecuadamente referidos al hospital de segundo nivel para su atención en el parto o cuando el profesional tratante lo considere oportuno.

Enfermedades previas

Anemia leve a moderada.
Hipotiroidismo controlado.
Hipertensión arterial “No proteinúrica” Edad menor de 17 años o mayor de 35 años.
Cirugías uterinas previas (miomectomía o hasta dos cesáreas previas).
Madre Rh negativa “no sensibilizada”.
Consumo de drogas.
Incremento de peso excesivo: índice de Masa Corporal (IMC) mayor 29 o alimento mayor de 18 kg.
Incremento de peso insuficiente: menor de 5 kg en el embarazo.
Infecciones maternas sin repercusión fetal aparente.
Infección urinaria alta.
VIH positivo.
Embarazo doble.
Distocias óseas.
Presentación fetal anormal al término.
Peso fetal estimado mayor a 4.000 gramos.
Muerte perinatal en gestación anterior.
Embarazo y DIU.
Complicaciones en el embarazo actual.
Amenaza de parto prematuro mayor a 35 semanas.
Indicación de Inducción al parto.
Diabetes Mellitus Gestacional, tratada con dieta sin insulina y con buen control metabólico.
Hipertensión inducida por el embarazo no proteinúrica.
Colestasis del embarazo mayor a 35 semanas.
Muerte fetal en embarazo actual sin coagulopatía.
Miomatosis uterina.
Blastoma de ovario y embarazo.
Polihidramnios leve.
Oligoamnios leve.
Tercer Nivel o Categoría III

LEÉR MÁS  El plantel femenino buscará el podio en los Binacionales 2019

Son servicios que deben asegurar un nivel de cuidados especializado, contando con servicio de terapia intensiva, ajustándose a las Normas de Servicios de Terapia Intensiva de Adultos y con Servicios de Apoyo en especialidades generales como Clínica Médica o Cirugía y especialidades de apoyo para interconsulta (cardiología, nefróloga, etc.).

Estas instituciones se dividirán en dos categorías: A y B.

Los hospitales de tercer nivel desarrollarán el máximo nivel de alto riesgo perinatal, sugiriendo desde esta recomendación que estas instituciones no atiendan el parto de segundo nivel.

Factores de riesgo del Tercer Nivel A

Enfermedades previas

Hipertensión arterial crónica con o sin Pre eclampsia sobreimpuesta.
Diabetes Mellitus Previa y Gestacional con tratamiento insulínico.
Trombofilias.
Cardiopatías Grado I y II.
Enfermedades neurológicas (Epilepsias y otras).
Obesidad mórbida (índice de Masa Corporal (IMG) mayor a 40
Anemia severa.
Enfermedades Psiquiátricas o adicciones en tratamiento (si cuenta con servicio de Psiquiatría).
Neuropatías crónicas.
Enfermedades autoinmunes.
Del embarazo actual:

Amenaza de Parto Prematuro y/o Rot Premat de Membranas mayor a 32 semanas.
Placenta Previa sin área de acretismo.
Colestasis del embarazo mayor a 32 semanas.
Preeclampsia.
Eclampsia.
Retardo de Crecimiento Intrauterino (con Peso Fetal Estimado menor a 1.500 g).
Polihidramnios moderado a severo.
Oligoamnios moderado a severo.
Isoinmunización por RH que no requiera tratamiento intrauterino (zona baja de Lilley).
Factores de riesgo del Tercer Nivel B.
Enfermedades previas (incluye las del Nivel 3 “A”):

Cardiopatías Grado III y IV.
Nefropatías con requerimiento de diálisis.
Trasplantadas (renales-hepáticas).
Trastornos de la coagulación.
Enfermedades oncológicas (que requieran tratamiento inmediato).
Hepatopatías o Enfermedades de las vías biliares severas.
Del embarazo actual (incluye las del Nivel 3 “A”):

Amenaza de Parto Prematuro y/o Rot Premat de Membranas menor a 32 semanas.
Incompetencia ístmico-cervical.
Acretismo placentario.
Embarazo Gemelar monoamniótico o con síndrome transfusor transfundido.
Isoinmunización por RH que requiera tratamiento intrauterino.
Colestasis del embarazo menor a 32 semanas.
Infecciones perinatales: TBC materna, Chagas, toxoplasmosis aguda, sida, citomegalovirus.
Retardo de Crecimiento Intrauterino: con peso fetal estimado menor a 1.500 g.
Hidropesía fetal.
Malformaciones fetales para cirugía inmediata:

Malformaciones cardíacas.
Malformaciones del sistema nervioso central.
Hernia diafragmática atresia de esófago.
Defectos del cierre de la pared abdominal.
Uropatías obstructivas.
Tumores sacrococcigeos, torácicos y cervicales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here