La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia dio a conocer las directrices del plan de reconversión para el cual se trabaja en el Jardín Zoológico de Mendoza. Tiene como objetivo principal el bienestar animal por encima de la exhibición y el disfrute de las personas, tal como lo promueven los zoológicos modernos a nivel mundial.

El zoológico de Barcelona-Proyecto ZOO XXI y, en el país, los zoos de La Plata y Ciudad de Buenos Aires son algunos de los que hoy trabajan bajo este mismo concepto. En esos establecimientos se observan cambios que van en el mismo sentido de lo que viene desarrollando la Secretaría de Ambiente de Mendoza y que hoy busca implementar en el resto de los zoológicos del país.

El jueves pasado, el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, viajó a Buenos Aires y se reunió con representantes de la Dirección Nacional de Fauna Silvestre del Ministerio de Ambiente; con el director del Zoológico de la Plata, Diego Brutti; con el secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable de la Nación, Diego Moreno, y autoridades del Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.

A partir de la propuesta que Mingorance planteó, surgió de manera consensuada la idea de elaborar los ejes estratégicos para la transformación de los zoológicos de Argentina.

Las principales directrices que este proyecto sostiene son:

    Hacer un registro actualizado de reservas naturales que puedan recibir especies derivadas de la fauna autóctona.
    Elaborar y actualizar un registro de animales exóticos en todo el territorio nacional.
    Asumir el compromiso de crear áreas de conservación de especies nativas en todo el país.
    Todas las acciones deberán propender al bienestar animal y al cuidado del medio ambiente como condición indispensable.
    No se permitirá el ingreso de más animales exóticos y nativos con el fin de mantener una colección para el entretenimiento del público, salvo aquellos que lo hagan por decomisos de la autoridad de aplicación provincial o nacional para ser rehabilitados.
    Se trabajará con especialistas en los proyectos de conservación de fauna autóctona en peligro de extinción, en conjunto con organismos de ciencias locales y nacionales.
    Se promoverá la participación de ONG, empresas, universidades y otros sectores de la sociedad, en proyectos de conservación del medio ambiente.
    Se reconvertirán los actuales recintos en lugares de mayor comodidad y ambientación natural para los animales que no puedan ser trasladados por motivos de salud y edad.
    Los espacios que estén preparados para recibir y alojar animales para la mejor calidad de vida (granjas educativas, santuarios o reservas naturales), deberán ser habilitados estrictamente por los organismos del Estado especializados en el tema y bajo ningún concepto se trasladarán animales a otros zoológicos, cotos de caza, circos o mataderos.

Bajo este concepto, las autoridades y organismos correspondientes que avalan esta iniciativa seguirán trabajando de manera conjunta en la formulación del proyecto para presentarlo e implementarlo a la brevedad en todos los paseos que albergan animales en la Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here